La fiesta del siglo

Así se nombró al baile de gala programado para celebrar el centenario del Instituto Normal para Varones de Occidente, Quetzaltenango Guatemala. Con motivo de esta fiesta, se enviaron unas originales y muy elegantes invitaciones, impresas en papel pergamino con las orillas quemadas, escritas con letra gótica. Se enviaron enrolladas y lacradas con color vino tinto; amarradas con una cinta azul y blanca; el sello de estampado contenía el escudo del Instituto. Las invitaciones se enviaron durante el mes de junio de 1972.

Seguir leyendo «La fiesta del siglo»

El reloj de la torre del INVO de Quetzaltenango

La torre del INVO luciendo su histórico reloj

por Enrique José Juárez Díaz

Al centro del lado oeste del patio principal esta la famosa y hermosa torre del establecimiento, de cuatro niveles con gruesos muros y esbeltas columnas que se alzan al frente. Desde la torre se divisa gran parte del casco antiguo de la ciudad y a la vez esta puede observarse desde diferentes puntos de Quetzaltenango. Durante un tiempo la torre sirvió como observatorio meteorológico.  El reloj de la torre del INVO, el cual corona la misma, es sin lugar a ninguna duda uno de los más conocidos y emblemáticos relojes públicos de Quetzaltenango.

Innumerables autoridades del establecimiento, profesores y exalumnos, en diferentes épocas, vivieron dentro del establecimiento los diferentes períodos de clases y de recreos al sonido de las campanas del reloj que anunciaban las diferentes horas y sus espacios de cada 15 minutos entre ellas, cuartos de hora. Hasta que este se detuvo y cayó en el olvido. Viejos vecinos de un sector de la zona 1 y 3 deben extrañar sus campanadas. Según algunas fuentes históricas, el reloj fue originalmente instalado el tres de mayo de 1862 en la torre que se construyó al centro del portal de las Carnicerías o de Banderillas, este portal dividía la plaza de Armas o plaza Mayor de Quetzaltenango en dos partes.

En el acta del martes 8 de mayo de 1860 de la Municipalidad de Quetzaltenango se hace constar que: «Está por llegar a Guatemala el reloj que se le pidió a don Nicolás Fuchs, y que las campanas de este las había visto don Francisco Sánchez, a quien la municipalidad le encargó la dirección de la construcción de la Torre para colocar el mencionado reloj». En acta municipal del viernes 28 de octubre de 1861 se asienta que, “debido a falta de fondos para continuación de los trabajos de la torre para el reloj, don Francisco Sánchez ofrece sufragar los gastos por dos o tres semanas mientras se consiguen los fondos, a base de reintegro”.

Al instalarse el reloj cambiaron el nombre del portal de Banderillas a portal de la Torre, algunos historiadores sostienen que también se llamó a la nueva torre como Torre del Rolex, posiblemente por la marca del reloj, lo que no ha sido verificado. Años más tarde la torre se remodeló, debido a los daños ocasionados por el terremoto de San Perfecto en 1902, al concluir la remodelación se nombró Torre a Centroamérica.

Finalmente, esta torre fue dinamitada por orden del presidente Jorge Ubico en el año 1938. Fue en ese año que se trasladó el reloj de la demolida torre, a la torre del INVO, la cual se construyó entre 1912 y 1914. De verificarse lo anterior, el traslado, por medio de historiadores y expertos relojeros se puede decir que este sería entonces uno de los relojes más antiguos de la ciudad y del país y por tanto de una riqueza histórica excepcional. Con el avance de la tecnología y, sobre todo con el auge de los relojes de cuarzo, estos relojes fueron cayendo en desuso y este famoso reloj fue una de las víctimas.

El reloj de la torre del INVO es un reloj de tres trenes con toques de campanas cada cuarto de hora e indicación de la hora en punto. El reloj posee dos campanas localizadas en el quinto piso de la torre. El mecanismo de escape es de un diseño singular, pues la rueda de escape está construida con pines o pasadores y el diseño de las paletas se asemeja a la apariencia de un compás. Dicho mecanismo de escape es en esencia un escape de reposo o dead beat. Lo que fue una de las mejoras conseguidas con los relojes en la mitad posterior de los años 1700. Esta mejora fue un invento del relojero inglés George Graham (1673 – 1751). Sería de lamentar que se pierda o quede en desuso esta notable pieza, parte de la historia de la ciudad y del establecimiento. Es una obra de relojería de invaluable valor histórico que vale la pena restaurar y mantener.

Fuente: Libro Los tiempos que se fueron escrito por Enrique Juárez.

Semana trágica de 1920

Les comparto una ilustración a crayón por L. Rivas, hecha con motivo de los sucesos de 1920. En esa fecha ya no existía la iglesia de San Nicolás y el edificio del Instituto Nacional de Varones de Occidente, al centro al final del cuartel, se inauguró en 1914.

A continuación una breve descripción de los hechos de 1920 y un enlace para obtener mayor información.

La Semana Trágica de 1920 fue un movimiento cívico ocurrido en Guatemala la semana entre el 8 y el 14 de abril de 1920, encabezado por los jefes del Partido Unionista, líderes estudiantiles y dirigentes obreros, que combatió al presidente, licenciado Manuel Estrada Cabrera, cuando este se rehusó a entregar el poder luego de la que la Asamblea Nacional Legislativa lo declarara mentalmente incapaz para gobernar y designara al ciudadano Carlos Herrera y Luna presidente interino.

Fuente de la Semana Trágica de 1920: https://es.wikipedia.org/wiki/Semana_Tr%C3%A1gica_de_1920

Los manuscritos de un patriota

Si bien es cierto que ya es extinto El Estado de Los Altos, a los amantes de la historia les interesará la siguiente publicación: Los manuscritos de un patriota, escrito por don Sinforoso Rivera, quien fue alcalde 1o. de la ciudad de Quetzaltenango en el año de 1839. Cubre un periodo de la historia quetzalteca de enero a abril del año de 1840.

La publicación tiene un tiraje limitado y ya pueden adquirirlo en:

Librería Evangélica
5ª. Calle 15-62 zona 3
Quetzaltenango,Guatemala
Tels. 7766-9243 y 7767-7375.

Búsquelo también en Amazon.