Publicado en Biblia, Ministerio

Descalificado

Leyendo uno de los libros de John MaCarthur leí una exegesis que él hace sobre los siguientes pasajes: “El que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía. 7Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, 8sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo” (Tito 1:6-8). “Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. 2Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5(pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 7También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo” (1 Timoteo 3:1-7). Sigue leyendo “Descalificado”

Publicado en Biblia, Iglesia

Predicador

‎PREDICADOR. (Del gr. keryx, heraldo, el que comunicaba al pueblo las noticias del reino). Orlando E. Costas (1942–1987) señala: «Entre las múltiples responsabilidades del pastor, la que tiene mayor prioridad es la predicación. El énfasis que se le dio a la predicación en la liturgia protestante a partir de la Reforma, hizo que ésta se convirtiera en la tarea más importante encomendada al pastor. De ahí que, en la mayoría de las iglesias protestantes, la eficiencia de un pastor se mide gen. por su éxito como p.» Según J.A. Broadus, los requisitos personales del p son: una vida de santidad, dotes naturales, amplios conocimientos generales y de la Palabra de Dios, y habilidad para preparar y presentar el sermón.

Fuente: Deiros, P. A. (2006). Preacio a la Edicion Electronica. En Diccionario Hispano-Americano de la misión. Bellingham, WA: Logos Research Systems.

Publicado en Ministerio

El pequeño secreto del pastor

secretoTraducido por Leonard Janz

Unos días atrás recibí esta reflexión con datos y estadísticas interesantes acerca del pastorado, que me fue enviado de la Unión de Pastores de Boaco, Nicaragua. Esta reflexión es originalmente escrita en inglés por Philip Wagner y luego traducida al español. Aunque el artículo trata las estadísticas y la realidad norteamericana, los problemas de los pastores son los mismos en todo el mundo. Que Dios te bendiga en la lectura de este artículo:

Peter Drucker, el ya fallecido gurú de liderazgo dijo que los cuatro trabajos más difíciles en Estados Unidos (y no necesariamente en ese orden) son:

1- Ser presidente de los Estados Unidos.

2- Ser presidente de alguna universidad.

3- Ser gerente general de algún hospital, y

4- Ser Pastor.

¿Será verdad eso? Los pastores aman a Dios y aman a la gente. Ellos oran por la gente, guían a la gente a tener una fe en Jesucristo y enseñan la Palabra de Dios.

Ese es un trabajo de ensueño. Puedes leer la Biblia todo el día, orar, jugar algo de golf y predicar. ¡Yo quiero hacer eso! Sigue leyendo “El pequeño secreto del pastor”