Publicado en Familia, Vida y superación

¡Rompiendo las maldiciones familiares o ancestrales!

Cuando contempla su historia familiar, ¿existe un hilo común de circunstancias que van de generación en generación? Usted puede ser libre y en lugar de maldiciones, puede tener bendiciones.

Hace algún tiempo, fui a ministrar a una prisión en Texas E.U.A. Aquella tarde, cuando comencé a ministrar, les hice dos preguntas a los presos: “¿Cuántos de ustedes tienen a sus padres o abuelos en prisión?”, y “¿Cuántos de ustedes tienen hijos o nietos que se han metido en problemas con la justicia?” Cerca del cien por ciento de los presos levantaron la mano como respuesta a ambas preguntas.

Enseñé sobre las maldiciones de familia, y oramos para romper esas maldiciones. Habían establecido una red con cuatrocientos mil presos más de todos los Estados Unidos, para que éstos también pudieran oír el mensaje. Cuando nos íbamos, el director de la cárcel nos dijo: “Nunca podíamos hallar la razón. Esta enseñanza sobre las maldiciones de familia es la respuesta que hemos estado buscando”. De la noche a la mañana, trescientas prisiones más se comunicaron con nosotros para pedirnos la enseñanza sobre la forma de romper las maldiciones de familia, porque habían entendido que la iniquidad de los padres pasa de una generación a la siguiente. Sigue leyendo “¡Rompiendo las maldiciones familiares o ancestrales!”