La Reforma Protestante. Trasfondo histórico.

Trasfondo histórico de la Reforma Protestante: Las amenazas que enfrentó el catolicismo a finales de la Edad Media

Un 31 de Octubre de 1517, un monje agustino llamado Martín Lutero, clavó 95 tesis en la puerta principal de la iglesia del castillo de Wittemberg sobre el valor de las indulgencias, con el propósito de ser discutida por los teólogos. Aunque Lutero no lo sabía, en ese momento se estaba iniciando un movimiento extraordinario que luego sería conocido como La Reforma Protestante. Sin embargo, este movimiento no surgió en un vacío. Varios factores se conjugaron, en la soberanía de Dios, para que un documento como este tuviera en toda Europa el impacto que tuvo. Son esos factores los que queremos considerar en este artículo.

La decadencia del feudalismo:

El feudalismo fue el sistema social y político característico de Europa, que alcanzó su máximo apogeo en Occidente entre los siglos IX y XI: Un propietario, o señor feudal, concede a sus vasallos una parcela de tierra o feudo que él debe trabajar a cambio de protección. El vasallo le debe al señor feudal servicio y fidelidad y está obligado a pagarle una renta. El señor feudal a su vez, aparte de defender a sus vasallos, ejerce sobre ellos todos o parte de los poderes reales. Sigue leyendo

La Reforma Protestante. El trasfondo religioso.

La noche del 31 de Octubre de 1517, un monje alemán llamado Martín Lutero clavó unas proposiciones teológicas en la puerta de una Iglesia en Wittemberg, con el propósito de ser discutidas; y, como dice un historiador, “en el plazo de una quincena, toda Europa se hizo eco del sonido de los martillazos.” Aunque el mismo monje agustino no lo sabía, esa noche había comenzado la Reforma.

Ahora bien, ¿qué estaba sucediendo en el mundo, a nivel político, económico, social y reli­gioso, que permitió que un sólo hombre pusiese a temblar los cimientos de la institución más poderosa del mundo? Eso es lo que veremos brevemente en artículos posteriores. Pero antes, quisiera que echemos un vistazo al enorme poder que la Iglesia Católica Romana ejercía en Europa durante la Edad Media, porque sólo así podremos entender lo que significó para Lutero y los reformadores enfrentarse con esta institución en el siglo XVI. Sigue leyendo