Reglas de interpretación bíblica II

 

Contenido de este podcast.

  1. Significado de texto.
  2. ¿Qué es el contexto?
  3. Regla fundamental para la interpretación bíblica.
  4. Regla No. 1

Reglas de interpretación bíblica I.

Antes de iniciar, algunos términos que se emplearán.

Texto. (Del lat. textus). m. 1. Enunciado o conjunto coherente de enunciados orales o escritos. || 2. Pasaje citado de una obra escrita u oral.

En el caso del estudio bíblico un texto abarca desde un versículo, un capítulo, un libro o epístola. Aunque frecuentemente los predicadores utilizan un versículo o unos cuantos versículos para la preparación y posterior predicación de un sermón o enseñanza.

“Un texto es una composición de signos codificados en un sistema de escritura (como un alfabeto) que forma una unidad de sentido. Su tamaño puede ser variable.

También es una composición de caracteres imprimibles (con grafema, los grafemas son las unidades mínimas de la lengua escrita. Son modelos que se construyen en la mente del usuario de la lengua  y, al igual que los fonemas, distinguen significados, llamamos letras a la representación individual y única  de los grafemas que cada usuario realiza) generados por un algoritmo (conjunto ordenado de operaciones) de cifrado que, aunque no tienen sentido para cualquier persona, sí puede ser descifrado por su destinatario original. En otras palabras, un texto es un entramado de signos, en nuestro caso letras, con una intención comunicativa que adquiere sentido en determinado contexto.

Las ideas esenciales que comunica un texto están contenidas en lo que se suele denominar «macro proposiciones», las cuales unidades estructurales de nivel superior o global, que otorgan coherencia al texto constituyendo su hilo central, el esqueleto estructural que cohesiona elementos lingüísticos formales de alto nivel, como los títulos y subtítulos, la secuencia de párrafos” (1).

Sigue leyendo

El contexto

predicación

El contexto

Se cuenta el caso de la mujer que gustaba especialmente la lectura de la Biblia, porque tenía “tantos textos bonitos”.

Parece que algunas personas la leen así, esperando encontrar algún “texto bonito”. A tales lectores, parece no importarles el lugar donde encuentran las palabras, ni la conexión que tengan con el resto del pasaje. Esa conexión puede ser para ellos palabras sin importancia, o difíciles de entender.

Naturalmente, este tipo de lectura conduce a mucho mal entendimiento; porque la conexión de los versículos con el pasaje donde ocurren, es lo que les da su significado verdadero. Sigue leyendo