No solo hay que decir que se es sino serlo realmente.

Como señala el título de esta entrega, no es suficiente decir que se es cristiano nacido de nuevo, no basta con decir o aparentar, hay que serlo realmente. Las obras (acciones) deben manifestarse en nuestras vidas como un producto de la salvación que hemos recibido por gracia (un favor de Dios). Seguir leyendo «No solo hay que decir que se es sino serlo realmente.»