Bautismos Diciembre 2011

Varios hermanos fueron bautizados en agua el 11 de Diciembre de 2011. Fue de bendición ver como los hermanos obedecieron al mandato de nuestro Señor Jesucristo expresado en Mateo 28:19. Les comparto video y fotos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo recibir el bautismo en el Espíritu Santo?

¿Cómo recibir el bautismo en el Espíritu Santo?

1.    “Todos éstos estaban unánimes, entregados de continuo a la oración junto con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con los hermanos de Él”, Hechos 1:14. Los que desean recibir la promesa del bautismo con en el Espíritu deben presentar dos cosas:
1.    Tener ferviente expectación (espera de un acontecimiento que interesa o importa).
2.    Tener un gran deseo de recibirlo.
2.    Nadie podrá recibirlo si no tiene deseos, aunque se le impongan las manos; tampoco cuando no tenga el corazón preparado o no tenga una fe ferviente que lo impulse a recibirlo.
3.    La preparación del corazón.
1.    Los que quieran recibirlo  no solo deben tener el deseo sino también conocimiento y comprensión de las promesas de Dios.
2.     Si alguien está buscando recibir el bautismo en el Espíritu con una actitud de duda, sin una confianza plena en las promesas de Dios, está malgastando tiempo y esfuerzo. “Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”. Santiago 1:6-8).
3.    Hay que echar fuera los prejuicios o ideas preconcebidas personales o sin respaldo en las Escrituras.
4.    Debemos limpiar nuestra vida de todo pecado no confesado. “Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo”, Hechos 2:38.
5.    El bautismo en agua no es un requerimiento previo para recibir el bautismo en el Espíritu pero si el arrepentimiento y el nuevo nacimiento.

Algunas advertencias:

1.    No pedirlo con una intención equivocada. Pues los demonios se pueden aprovechar de esta circunstancia.
2.    Los que están débiles de mente y de cuerpo deben purificarse en la sangre de Jesús. “Vosotros sabéis cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo y con poder, el cual anduvo haciendo bien y sanando a todos los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con Él”, Hechos 10:38. El diablo va a tratar de impedir que la persona reciba el bautismo.
3.    Las personas que sirvieron al diablo deben enterrar todas las relaciones que tuvieron en el pasado con el diablo, para evitar cualquier opresión demoniaca.
4.    Los que esperan fervorosamente para recibir el bautismo no deben permitir que sea cualquiera quien les imponga las manos en oración; deben, en lo posible, asegurarse de que la persona que les va a imponer manos es una persona llena del Espíritu de verdad. Debe ser una persona que tiene genuina comunión con el Señor.

El bautismo en el Espíritu Santo

INTRODUCCION

El profeta Óseas prometió que Dios vendría a nosotros «como la lluvia, como la lluvia tardía» (Óseas 6:3). Esta forma parte de todas las profecías que se dieron en el Antiguo Testamento sobre el derramamiento del Espíritu Santo en el mundo. (Vea Isaías 32:15; 44:3; Ezequiel 39:29; Joel 2:28; Zacarías 12:10.) La promesa de la lluvia tardía se da después del llamamiento a la restauración del conocimiento de Dios por parte del pueblo y a una nueva comunión personal con El. Esto nos hace pensar también en el llamado hecho por Jesús a que sus seguidores permanezcan en su Palabra (Juan 8:31, 32).

En la tierra de Palestina la lluvia tardía caía en la primavera para terminar de propiciar la maduración de la cosecha. De la misma manera, el derramamiento del poder del Espíritu Santo que tuvo su inicio el día de Pentecostés es la lluvia tardía para una gran cosecha espiritual.

Esta cosecha empezó en Jerusalén en esa ocasión con 3.000 conversiones y ha seguido a lo largo de la historia de la Iglesia. Varios avivamientos espirituales han tenido lugar en el mundo de tiempo en tiempo. Este derramamiento del Espíritu sigue trayendo, no miles sino millones de almas a Cristo Jesús. Seguir leyendo «El bautismo en el Espíritu Santo»