Frontispicio del salón de actos del INVO de Quetzaltenango, Guatemala. Fue construido durante la presidencia del licenciado Manuel Estrada Cabrera. Este no se construyó con piedra de cantera, pero gracias a su majestuosidad sobresale dentro de las instalaciones del primer patio del establecimiento.

Con toda justicia, este salón lleva el nombre de don Mariano Enríquez Mérida, patricio quetzalteco, jefe político de Quetzaltenango en 1873. Fue un verdadero benefactor y protector del Instituto.

El salón ha tenido varias remodelaciones, a través del tiempo. Fotografía tomada entre las décadas 60 y 70 del siglo XX.

Lumen

Fue el nombre de un periódico —publicado durante el año de 1915—, en donde se dieron a conocer las inquietudes literarias de los estudiantes de cuarto y quinto bachillerato del Instituto Normal para Varones de Occidente, entre ellos Ramiro Gálvez A. y Abraham Bustamante hijo. El periódico se imprimía en el taller de imprenta del establecimiento, que estaba a cargo del maestro Celso Camey.

De ese peródico hemos tomado el nombre, para compartir inquietudes, recuerdos, etc., de exalumnos, magisterio y bachillerato, del mencionado Instituto.

Serán pocas las publicaciones y la última de ellas será en el tercer trimestre de 2022.

En esta edición:

  1. El Instituto Normal para Varones de Occidente, cerca de su sesquicentenario.
  2. Himno al INVO.
  3. El Auditórium Mariano Enríquez Mérida.
  4. Los gastadores del desfile del 15 de septiembre.
  5. El primer director.
  6. Los desafíos de la educación del siglo XXI.
  7. Libro recomendado.
  8. Disco conmemorativo del centenario.
  9. El escudo del INVO.