Publicado en Biblia, Lenguaje

El pecado de la murmuración

chismeEl Apóstol Manolo Urrutia me compartió el estudio que leerán a continuación.

NUMEROS 12:1 María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita.

12:2 Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová.

12:3 Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra.

12:4 Luego dijo Jehová a Moisés, a Aarón y a María: Salid vosotros tres al tabernáculo de reunión. Y salieron ellos tres.

12:5 Entonces Jehová descendió en la columna de la nube, y se puso a la puerta del tabernáculo, y llamó a Aarón y a María; y salieron ambos.

12:6 Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.

12:7 No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa.

12:8 Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés? 

12:9 Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos; y se fue. Sigue leyendo “El pecado de la murmuración”

Publicado en Lenguaje

Ojalá

Esta palabra tiene un origen árabe hispánico law sá lláh, traducido como “si Dios quiere”. No obstante, la etimología y la traducción de esta palabra es sumamente complicada pues J. Coromines en el Diccionario crítico etimológico plantea otra etimología Wa-sa´allah, traducido como “Dios quiera”. ¿Entonces decir “Ojalá, Dios quiera” es un pleonasmo? No, porque un pleonasmo ocurre cuando se dicen palabras innecesarias porque se juntan dos conceptos cuyo significado es el mismo y en este caso la palabra ojalá ya tiene su propio significado castellanizado que puede considerarse como un deseo ferviente de que suceda algo que queremos o un deseo que por el momento no es real, aunque no se descarta la posibilidad de que ocurra. La fe contraria al deseo es la certeza de las cosas que se esperan, piénselo.