Liberación de demonios

por Enrique Juárez

El domingo recién pasado he iniciado una breve serie de sermones sobre liberación de demonios. Hice una breve exposición sobre manifestaciones y actividades de demonios en diferentes épocas, las cuales encontramos en La Biblia. Es importante conocer al respecto pues el pueblo de Dios desconoce sobre este aspecto o está mal informado. Hay que aprender a discernir (hacer diferencia) sobre las obras de la carne y las diferentes manifestaciones espirituales: el espíritu del hombre, los espíritus inmundos y la del Espíritu Santo.

No hay que subestimar las maquinaciones del diablo y su poder pero tampoco hay que sobredimensionarlo, en todo momento siempre debemos reconocer la grandeza de Dios, el poder que tenemos en el nombre de Jesús y la cobertura de su preciosa sangre. La liberación es para el pueblo de Dios, para que pueda disfrutar a plenitud de las promesas de Dios.

No todo es demoníaco, por ejemplo: hay enfermedades por causas naturales como vejez, descuidos, cambios climatológicos, etc. pero también hay enfermedades provocadas por fuerzas demoniacas. Las naturales serán tratadas por medios naturales y por los especialistas en el ramo como los médicos (1), pero las de tipo espiritual deben ser tratadas con el poder y la dirección del Espíritu Santo, por creyentes debidamente capacitados e instruidos al respecto, sin caer en excesos aunque si pueden haber manifestaciones y evidencias físicas.

Nota del autor: (1) Aunque Dios continúa sanando y haciendo milagros en el nombre de Jesús, donde el hombre se siente imposibilitado, El Señor todo lo hace posible.

La Iglesia

Bosquejo del sermón del domingo 19 de Abril de 2015.

Introducción.

Muchas o la mayoría de las personas cristianas tienen la idea de que el edificio donde se reúnen es la iglesia, estos edificios de reunión pueden tener diferentes nombres: templo, santuario, auditorio, casa de oración, la casa de Dios, etc. pero ninguno de los edificios a pesar del nombre es la iglesia de la que habló Jesucristo.

Desarrollo

1. ¿Qué es la iglesia? La iglesia (en griego ekklesia que significa “asamblea”) es una compañía de personas llamadas del mundo, apartadas del mundo, que profesan y prometen lealtad y servicio al Señor Jesucristo. Sigue leyendo

¿Qué queréis?

pastor_manolo_urrutiaPs. Manolo Urrutia/JISL.

¿Qué queréis? ¿Iré a vosotros con vara, o con amor y espíritu de mansedumbre? (1 Corintios 4:21).

SABIAS QUE LA VARA es el único instrumento que identifica al pastor. La vara sirve para el cuidado, disciplina, defensa, de las ovejas. La vara no sirve para las vacas, los caballos, los burros, mulas, cerdos, perros, aves, etc.

VARA es sinónimo de autoridad, defensa, disciplina, consuelo, protección. Un pastor sin vara no es pastor, se convierte en un observador del rebaño el cual se ve en peligro por falta de vara.

TU PASTOR puede ser amoroso, manso, etc., pero si le falta vara, tú estás teniendo un crecimiento raquítico y cuando necesites enderezar te quebraras. Un pastor diestro sabe con quién usar cayado y con quién usar vara; el apóstol Pablo preguntó: ¿Queréis vara o amor? Para crecer se necesita amor y disciplina.