Categoría: Espíritu Santo

“El Señor se acordó de nosotros; nos bendecirá.” Salmo 115:12.

Yo puedo poner mi sello en la primera frase. ¿No puedes hacerlo tú? Sí, Jehová se ha acordado de nosotros, nos ha provisto, nos ha consolado, nos ha liberado y nos ha guiado. En todos los movimientos de Su providencia se ha acordado de nosotros, sin pasar nunca por alto nuestros nimios asuntos. Su mente ha estado llena de nosotros: esa es otra forma de decir que “se acordó”. Este ha sido el caso todo el tiempo, sin ninguna interrupción. Sin embargo, en momentos especiales, hemos visto más claramente Su interés, y queremos recordar esos momentos con desbordante gratitud. Sí, sí, “el Señor se acordó de nosotros.”

La siguiente frase es una inferencia lógica de la anterior. Como Dios es inmutable, Él continuará acordándose de nosotros en el futuro, tal como lo ha hecho en el pasado; y que nos recuerde es equivalente a que nos bendiga. Pero tenemos aquí no sólo una conclusión de la razón sino una declaración de la inspiración: recibimos esto sobre la base de la autoridad del Espíritu Santo: “NOS BENDECIRÁ”. Esto quiere decir cosas grandes e inescrutables. La propia amplitud de la promesa indica su infinito alcance. Él nos bendecirá de conformidad a Su propia divina manera, y lo hará por siempre y para siempre. Por tanto, cada uno de nosotros ha de decir: “¡Bendice, alma mía, a Jehová!”

Spurgeon C. H. La Chequera del Banco de la Fe. Traducción de Allan Román.

Los gentiles

A. LOS GENTILES EN EL PROGRAMA DE DIOS

Gentil: término usado por los judíos para referirse a las naciones o individuos no judíos.

En la historia y en la profecía de las Escrituras se pueden observar tres grandes divisiones de la Humanidad, las que se expresan en forma sencilla en 1 Corintios 10:32 como el propósito de Dios acerca de judíos, gentiles e iglesia de Dios. A esto puede añadirse el ministerio de Dios a los ángeles y por medio de ellos (hebreos 1:14), lo cual usualmente no se considera como un elemento importante en la historia humana o en la profecía.

En contraste con el propósito de Dios para Israel como medio primario de revelación divina y como trato especial y canal por medio del cual Cristo vendría, y su propósito para la iglesia de revelar en forma suprema su gracia, el propósito de Dios para los gentiles parece estar relacionado con la demostración de su soberanía y su omnipotencia.

Sigue leyendo “Los gentiles”

La iglesia de Antioquía

Mapa1
De clic para ampliar la imagen

¿Cómo discernir lo que quiere el Señor y espera de Su Iglesia?

Un estudio de caso: La Iglesia de Antioquía

«El Espíritu Santo dijo: «Apártenme a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado». Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron» Hch. 13:1-3.

 Nos preguntamos cómo iglesia: ¿Cuál será el trabajo para el cual nos llama el Señor en los próximos meses, años, y qué nuevos desafíos pone en nuestras manos? ¿Cuál es la dirección y cómo debemos planificar? ¿A quiénes debemos elegir para la obra del ministerio? ¿Cómo serán los próximos anfitriones, líderes, pastores y misioneros transculturales? ¿Qué rol cumplen los demás miembros? Sigue leyendo “La iglesia de Antioquía”