La Cultura del Reino.

Apóstol Jhon Milton Rodríguez.
Efesios 4:17-22 (V RV Contemporánea).

Nota del editor: Tremendo mensaje especialmente para los jóvenes pero además para aquellos que deben o desean cambiar su forma de vida y de ver las cosas, la rebeldía solamente conduce a la ruina, tarde o temprano.

Introducción. Cada enseñanza que recibes respecto de Jesús, es relevante y es por ella que puedes vivir, si es que oyes y obedeces cada palabra, tu vida se va a enriquecer; porque fuimos llamados a marcar diferencia, porque el hecho de ser hijos de Dios no nos convierte en gente religiosa, no es que “entramos a una nueva religión”; sino que ahora aprendemos a ser verdaderos hijos de Dios. Y éste, es el único título que Jesús vino a establecer para darnos una nueva identidad (Juan 1:12). El tema es, ¿voy a ser un buen o mal hijo de Dios? Esta es la pregunta que debemos resolver cada día; pero va a depender de las decisiones que tomemos cada día, porque todos somos dueños de nuestras propias decisiones, y por tanto las puede controlar; el problema es que cuando tomas decisiones tendrás que enfrentar las consecuencias y si quieres sacar cosas buenas de la vida, debes aprender a oír a quien tienes que oír y actuar cuando hay que hacerlo.

Venimos de una cultura completamente natural, que te enseña que todo lo tomes con frescura y relajado; la mayoría de jóvenes creen que se merecen todo y por tanto, todo se lo tienen que regalar los padres, y por eso lo exigen, esa es la cultura mundana, la irresponsabilidad, el no enfrentar sus errores, evadir responsabilidades, salir con chicas del mundo, sabiendo que es incorrecto y luego no quieres que te digan nada, esa es la cultura mundana, aquella en la cual puedes hacer con tu vida “lo que te dé la gana”; quienes están en esa cultura, a pesar de que asisten a la iglesia pero a la hora de la verdad no ponen cuidado al mensaje, o no les interesa lo que Dios ha establecido para su vida y lo toman como anticuado o fanatismo, porque la cultura mundana se burla de lo establecido por Dios. Cuando uno va en contra de lo establecido por Dios, se llama rebelión. Una cosa es el pecado (cometiste un error, caíste), luego te arrepientes y te avergüenzas con Dios y no lo vuelves a hacer; no obstante, encima de que “la embarró”, entonces expresa que “no, tampoco es para tanto”, “soy joven, y tengo hormonas”, “todos tienen que entender que yo tengo ímpetu”; así actúan aquellos que aunque asisten a la iglesia, siguen siendo mundanos; porque siempre se están justificando y todo lo quieren razonar, y no aceptan el mensaje de Jesús.

El único mensaje que te libera de esa cultura mundana que lleva a la gente a la ruina, o a enfrentar consecuencias terribles (embarazos no deseados, abortos por debajo cuerda, etc.), porque hay jóvenes que vienen a las reuniones, pero están pensando en cómo ir luego a lugares donde no tienen por qué ir, puesto que aunque aparentan ser cristianos, su cultura sigue siendo mundana (vienen a la iglesia con armas), y necesitas saber que el único mensaje que te puede liberar de las garras del pecado y las consecuencias trágicas del mismo, es el Mensaje de Jesús, que lo escuches y obedezcas, porque es un mensaje basado en amor; porque a uno no lo libera ni los regaños, porque cuando se es joven no tenemos cuidado de ello.

Muchos mantienen justificando sus rebeliones y malas actitudes, cuando en realidad, podrás escapar de tus padres, pero a la vida no te le podrás escapar. La persona mundana no tiene nada en su mente, está entenebrecida, dice la palabra, y como de alguna manera quiere llamar la atención, debido a que tiene tan poco argumento adentro, que quieren llamar la atención con actitudes o palabras raras, con estilos raros, vestimentas raras. Cuando tú escuchas el mensaje de Jesús, te enriqueces por dentro, y por fuera ya no tienes la ansiedad de tener que usar cosas artificiales para llamar la atención y que pienses que es por ello que vales; sino que la gente quiera estar contigo porque cuando hablas es valioso lo que dices y porque tus actitudes son tan agradables que la gente quiere estar siempre a tu lado. La clave en la vida no es tener liderazgo, sino cómo lo uso. Porque puedes promover un liderazgo negativo, bien sea promoviendo patanería o mal trato a tus compañeros, porque definitivamente uno se acerca a quien se identifica con uno; distinto es cuando escuchas el mensaje de Jesús, y te das cuenta que Jesús fue rico por dentro, por eso expresaba que no solamente de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Distinto cuando empiezas a juntarte con gente realmente valiosa, que cuando hablan realmente es algo tan sustancioso, al punto que después de hablar con esa persona, te puedes ir con un desafío, con una enseñanza para tu vida, y decides que vas a tratar mejor a tus padres y que serás mejor hermano, mejor amigo, tratar bien a la gente, anhelas ir a la mejor universidad; pero si te juntas con gente que te invita a ser más libertino y a ir en contra de las autoridades, o ir más en contra de lo establecido, porque luego eso se convertirá en una bola de nieve, se te vuelve una adición. La cultura que rompe la diferencia, la cultura del reino de Dios, te exige:

Decir ¡No! a la corriente de este mundo, no quiero hacer trampa en el colegio, decirle sí quiero la virginidad para llegar al matrimonio, no quiero vestirme mostrando todo (en el caso de las jovencitas); para todo eso se necesita valentía, y para ello no necesita ni tener los mejores padres del mundo, o ser un gigantón, o con una buena presentación; ¡No!, se precisa es valentía, porque eso es lo que hace posible que Dios pueda respaldarte, porque si te avergüenzas de él delante de los hombres, él te negará delante de su Padre, y no importa la edad que tengas. Porque si no te corriges tu corazón se endurece.

Es necesario que asumas tus responsabilidades, no importa qué edad tú tengas, es tiempo ya de tener un comportamiento correcto en tu colegio, tu universidad, tu iglesia, en donde quiera que te desempeñes, porque debes ser imagen y semejanza de tu Papá, y recuerda que Cristo siempre es el ganador; y él siempre ha sido portador de buenas noticias, igual debes ser tú; sacar unas buenas calificaciones en tu estudio. Debes tener cuidado porque el mundo quiere moverte como quiere, y quizás has pensado que estás “lleno de barro”, es decir, que eres uno más del montón, pero hoy Cristo te dice que tú estás hecho de oro puro, porque ya fuiste comprado(a), con la sangre de Cristo la cual no hay valor terrenal que aquí se pueda comprar. El diablo te quiere comprar con cualquier sentimiento, o cosa material, y no hay nada terrenal que pueda comprar lo valioso que tú eres, pero debes ser consciente de ello, sin necesidad de que la gente te lo esté diciendo, eso es ser responsable contigo mismo. Dios te dio vida para que seas responsable y te hagas respetar y valorar, porque para ello te dio vida el Señor.

Debemos tener siempre presente que hay que prepararse, para poder cortar con la cultura del mundo, hay jóvenes que quieren ser gerentes y ganarse unos tremendos salarios, sin haberse preparado; otros que son cristianos a medias, que ni siquiera oran, ni hacen un devocional, y si lo hacen, están pendientes del Facebook, etc., pero si pretenden tener unos excelentes resultados, sin ninguna preparación. Hoy es el día de salir de todo esto, para poder escalar en verdad y entender que es importante la preparación, y esto es para todo, para ser empresario, etc., es importante estudiar, sea en la Universidad, el Sena, o un colegio, donde sea, y sacando excelentes notas, porque es vergonzoso que un hijo de Dios no se destaque en su estudio.

No estar pegados al pasado, solamente arrepentirnos y seguir delante de la mano de Dios, porque a partir de hoy debe haber en nosotros: Valentía, responsabilidad y preparación. Aprender nuevas costumbres, acuéstate temprano, para poder madrugar, un atleta para poder ganar debe prepararse; que un día quieres casarte, debes prepararte, porque debes aprender a manejar incluso tus propias hormonas, no te puedes dejar llevar por tus impulsos. No hay gente de malas, hay gente mal preparada, no es que no haya oportunidades, sino gente mal preparada. Uno ve que hay becas perdiéndose en las universidades porque no hay a quién dárselas, eso es una vergüenza. Igual ministerios lindísimos, pero no se preparan para ellos. No te olvides que Dios es de amor, pero también implica justicia. Igual cuando vas a presentar exámenes, si no te has preparado, no te va a servir de nada la queja de los demás, o así pienses que las pruebas del Icfes, no sirven para nada, así te quejes, tienes que presentar el Icfes (Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación); igual si has tomado malas decisiones, tendrás que responder tarde que temprano. Es necesario prepararse para todo, tenemos que entender que todo tiene su tiempo en la vida, por eso la clave en el sexo antes del matrimonio es abstenerse y saber decir ¡No! Aspiro que a partir de hoy, nos arrepintamos en el Nombre de Jesús, de toda bobada que hayamos hecho.

Conclusión. Espero que hoy se te des cuenta de la importancia de este mensaje para tu vida, porque entiendas que eres una persona importante, por lo cual comprendes que necesitas cambiar y reconocer tus errores, para que puedas marcar la diferencia y puedas tener éxito y prosperidad en tu vida.

Anuncios