Aptitud y actitud

Pastor Enrique Juarezpor Enrique Juárez

Introducción:

Dios por medio de una palabra profética le dio promesas a Timoteo, sin embargo el Apóstol Pablo le invito a esforzarse para alcanzarlas: “Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia” (1 Timoteo 1:18). Dios nos ha hecho aptos para obtener las promesas ofrecidas en Su Palabra, pero, tristemente decirlo la mayoría de creyentes no las alcanzan debido a su actitud.

Desarrollo:

Aptitud: Es el conocimiento o capacidad para desarrollar cierta actividad. Carácter o conjunto de condiciones que hacen a un hombre especialmente idóneo para una función determinada.
“con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados” (Colosenses 1:12-14).

Nos hizo aptos: Es la obra del Padre en colocarnos por adopción, una vez para siempre, en una relación nueva con él, es decir, la relación de hijos. Esta posición nos autoriza para participar de las provisiones espirituales y materiales que Dios provee.

Actitud: Voluntad para encarar las actividades. Es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer o enfrentar los problemas, las adversidades o las circunstancias. La actitud es un reflejo del carácter que se tiene.

Veamos algunos ejemplos:

1. Ejemplo de los vendedores de zapatos.
Es la historia de dos vendedores de zapatos a quienes sus respectivas empresas enviaron a cierto país para vender sus productos. Tan pronto como desembarcaron, el primer vendedor vio que todo el mundo iba descalzo y mandó un telegrama a su jefe: Vuelvo en el primer barco. Aquí nadie utiliza zapatos. Una semana más tarde llegó un segundo vendedor, el cual se encontró con la misma situación: sólo se veía gente descalza por las calles. Pero éste envió el siguiente telegrama a su empresa: Me quedo aquí. Perspectivas fabulosas. No tenemos competencia.

¿Quién cree que triunfó? ¿Quién obtuvo recompensas? ¿Cuál fue la diferencia entre los dos vendedores? La actitud.

2. Moisés y los 12 espías. Números Caps. 13 y 14. ¿Qué diferenció a Josué y a Caleb de los otros 10? La actitud.

Conclusión:

Así como Jehová liberó al pueblo de Israel para llevarlo a Canaán “La Tierra Prometida” así Dios nos ha librado de la tinieblas y trasladado a un reino de luz. Israel no alcanzó las promesas de Dios debido a su falta de fe y a su mala actitud ante la adversidad y las dificultades. Asimismo Dios nos invita a ser fieles, constantes y a tener una buena actitud para alcanzar las promesas: “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Colosenses 3:17); “Haced todo sin murmuraciones y contiendas” (Filipenses 2:14).

Anuncios