Dirigiendo por ejemplo

coach_JoelcomiskeyPor Joel Comiskey

Si la iglesia va a tener éxito en llevar gente de la celebración a la célula y viceversa, ellos tendrán que ver los ejemplos apasionados del pastor y equipo de liderazgo. No podemos esperar que la gente haga algo que su pastor y los líderes no estamos dispuestos a hacer. Las acciones hablan más que las palabras, y si el pastor y el equipo de liderazgo no están involucrados con pasión en el ministerio celular, los nuevos creyentes pensaran que el ministerio celular es un programa más, en lugar de la columna vertebral de la iglesia. La implicación personal en el ministerio celular también permite a los líderes clave experimentar la evangelización en la célula, el cuidado pastoral, y si es o no la lección celular cumple con las necesidades de la gente.

Recientemente consulté una iglesia que estaba en un auge en asistencia dominical, pero muy por detrás en la asistencia celular. El pastor me pidió ayuda porque él está muy apasionado en el ministerio celular y quería más personas involucradas. Le felicité por su implicación personal, y también probé su situación a la iglesia, descubrí que su equipo pastoral no estaba concentrado. Algunos de los lideres daban prioridad al ministerio de la iglesia; otros a los grupos celulares. La iglesia habló que las células son la columna vertebral de la iglesia, pero su grupo de liderazgo ejemplar contaba otra historia. Animé el pastor a movilizar a todo el equipo pastoral alrededor del ministerio celular (sin descuidar los ministerios en su iglesia). Le dije que el patrón de las iglesias celulares era el desarrollo de los miembros del equipo de liderazgo dentro de la iglesia. Es decir, a nadie se le pide que forme parte del equipo pastoral a menos que él o ella hayan estado involucrados en un grupo celular, dirigir una célula, multiplicar una célula, y entrenar grupos celulares. Le recordé que la organización de su equipo de liderazgo en todo el ministerio celular no sólo ayudaría a la iglesia para atender adecuadamente a los grupos celulares, sino que también daría una señal clara a la iglesia que el ministerio celular es la prioridad. Y si alguien quería ser pastoreado o ministrado en la iglesia, él o ella tendrían que estar involucrados en una célula.

Pastor, dirige por ejemplo y tu gente responderá. Asegúrese que aquellos que guían la iglesia estén totalmente comprometidos al ministerio celular. Recuerde que los escritores del Nuevo Testamento usan los términos supervisor, pastor y anciano para referirse a los líderes de las iglesias o supervisores de varias iglesias en las casas (Hechos 20:17, 28; 1 ​​Pedro 5: 1-5). A medida que desarrollas líderes comprometidos al ministerio celular en tu iglesia, las ovejas reconocerán sus valores y seguirán su visión.