Cómo hacer el ayuno de Daniel

Para todos aquellos que deseen hacer el ayuno de Daniel durante los primeros día del mes de Enero próximo, como parte de presentar nuestras primicias al Señor y para buscar dirección espiritual para el resto del año les compartimos el presente artículo. Antes de empezar el ayuno busca en lo más profundo de ti la motivación para hacer este ayuno, no lo hagas simplemente como un rito o por cumplir con algo o con alguien, pues al final lo que harás será solamente una dieta, con beneficios claro, pero no obtendrás una relación personal y profunda con el Señor.

Existen dos menciones referentes al ayuno en el libro de Daniel, de las cuales se extrajo el concepto del “ayuno de Daniel”.

En el capítulo 1 se describe como Daniel y tres de sus amigos deciden alimentarse solo con vegetales y beber exclusivamente agua. Al final del período de prueba de 10 días en la corte de Babilonia, Daniel y sus amigos tenían una apariencia más saludable que las otras personas que comían los alimentos fastuosos de la mesa real.

En el capítulo 10, Daniel hace ayuno de nuevo, absteniéndose de ingerir “alimentos placenteros,” carne y vino, en esta oportunidad el ayuno tiene una duración de 21 días.

El ayuno de Daniel promueve una dieta más saludable. Pero si tienes condiciones particulares de salud, consulta una opinión profesional médica antes de probar este ayuno de 10 o 21 días.

Pasos a seguir:

  1. Evita las distracciones. Este será un tiempo especial entre tú y Dios, así que elimina de tu rutina los programas mundanos de radio y televisión.
  2. Comienza el ayuno enfocándote en tu fe. Adora a Dios a través de tus sacrificios, y siempre ámalo más a Él que a los bienes con los que te ha proveído.
  3. Debes pasar tus días en oración desinteresada por otras personas. Mientras realizas el ayuno, debes incrementar la frecuencia con la que oras al menos 3 veces.
  4. Aparta un tiempo de tu rutina diaria para estar cerca de Dios a través del estudio de su palabra en la Biblia.
  5. Busca al señor en todas tus acciones para encontrar respuesta a tus oraciones.

Recomendaciones:

Haz progresivamente más ligeras tus comidas en los días previos a comenzar el ayuno de Daniel. Es buena idea en especial reducir tu consumo de cafeína (porque es lo que más podrías extrañar si la cortas de un día a otro de tu dieta).

En el primer capítulo de Daniel, el profeta comió solo frutos y vegetales por 10 días, sin beber otra cosa que agua. Un listado de alimentos aceptables sería:

  • Cualquier tipo de fruta y verdura.
  • Leguminosas.
  • Granos enteros.
  • Nueces y semillas.
  • Tofu.
  • Hierbas y especias.

En el lado contrario, están los alimentos decididamente fuera del ayuno de Daniel, que deberás evitar junto con cualquier comida pre empacada cuyos ingredientes no conozcas, o productos artificiales de todo tipo.

  • Carne de cualquier animal, y otros productos derivados de ella.
  • Todos los lácteos.
  • Todos los alimentos rebosantes de aceite frito (papas, por ejemplo).
  • Grasas sólidas.

Consejos

  1. Establece una meta clara del período por el que observarás el ayuno de Daniel. Una vez cumplida esta, si te sentiste bien puedes continuar con ayuno más tiempo del que tenías planeado.
  2. Si estás sintiéndote débil o tienes dolores de cabeza, intenta beber 8 vasos de agua al día. A menudo no nos damos cuenta de lo mucho que nuestro organismo necesita el agua, en especial durante un ayuno.
  3. Ten cuidado de tampoco beber demasiada agua. El exceso de líquido puede ser igual de malo que la falta de este.
  4. Mantén tu dieta simple, dándole preferencia a los alimentos crudos o poco procesados.

Si por alguna razón comes algo fuera de los límites del ayuno, es mejor reconocer tu falta, y ceñirte con más fuerza al ayuno, que interrumpirlo por completo.