Dedicación de niños

dedicaciónUna de las ceremonias familiares más emotivas que se realizan dentro de la iglesia es la presentación o dedicación de niños.

Ayer en el servicio de celebración compartimos la mesa del Señor (Santa Cena) y además tuvimos el gozo de presentar a los hijos de los hermanos Juan y María Rojas, Juan Carlos y Daniel respectivamente. Luego del servicio los hermanos Rojas compartieron con la congregación e invitados un delicioso refrigerio.

En el sermón basado en Deuteronomio 6:4-9 previo a la presentación compartimos lo siguiente:

  1. Los hijos son un regalo de Dios a los cuales debemos instruir en la palabra de Dios.
  2. Los padres deben ser responsables en su fidelidad al Señor.
  3. Los padres deben ser responsables con su ejemplo. Las palabras convencen pero los hechos arrastran. Los padres deben tener un tiempo devocional privado y un tiempo junto a la familia.
  4. Los padres deben educar a sus hijos y guiarlos hacia el mañana, debe hacerse todo el tiempo, cuando están sentados, caminando, en el camino hacia la escuela, antes de acostarse, etc.
  5. Se les debe enseñar con la palabra de Dios, y tener esta ante sus ojos. No enseñarles conforme a los modelos de auto motivación del sistema secular mundano.
  6. Siempre se les debe enseñar a los hijos para qué que conozcan y entiendan mejor la palabra de Dios y por lo tanto al Señor mismo.
  7. Más que una ceremonia la dedicación de un niño es hacer un compromiso delante de Dios a trabajar para que en los hijos se cumplan los grandes propósitos de Dios para ellos.
  8. Hay una gran bendición en tener padres cristianos, nacidos de nuevo y comprometidos con el Señor y Su obra.

Es una tarea difícil encaminar a buen puerto a los hijos, pero no imposible si hacemos de la palabra de Dios nuestra guía y modelo de conducta, todo empieza creyendo y confesando que Jesús es el Señor, el Salvador del mundo (Juan 3:16).