Elías debajo de un Enebro

eliasbajounenebroTexto bíblico: 1 Reyes 19:1–18.

Este gran profeta ganó una señalada victoria sobre el mal. La figura siniestra de Jezabel hace que Elías se esconda. Enebro, aquí simboliza ataque de abatimiento, aplastamiento. Nosotros cultivamos este árbol y a veces nos refugiamos allí. Sentimos compasión de nosotros mismos, dignos de conmiseraciones. Nos hallamos tan sumergidos que creemos que lo mejor es el fin. El gran Elías tan fuerte en el Carmelo, un cobarde bajo el Enebro.

I. Los Hombres Mas Fuertes También Se Abaten.

Nadie puede escapar de los asaltos de Satanás. (1 Cor. 10:12). Ante dificultades en vez de mirar a Dios, corremos al Enebro. Los abatimientos suelen venir después de grandes avivamientos. Una lucha tenaz e intensa hace presión a nuestro ser. Entonces el péndulo de nuestra vida se va al otro extremo. El remedio de Dios no fue un discurso de su flaqueza. Le deja que descanse, se alimente y vuelva a descansar. (5-6). Mientras permanezcamos debajo del Enebro nos privamos de Dios.

II. No Conviene Tomar Decisiones Bajo el Enebro.

No es allí nuestro lugar, no es la posición normal del creyente. Todo lo juzgaríamos bajo el prisma de nuestra condición. La indiferencia y la falta de espiritualidad se originan bajo el Enebro. Tampoco conviene hablar a otros de nuestro estado. Es perjudicial. Debemos ocultar nuestro pesar al hombre y decírselo a Dios. Sólo nos restaurará una nueva visión de Dios. ¿Qué haces aquí?. No es tu lugar, tu causa no está perdida. ¿Qué haré de ti aquí? Me juzgaste mal a mí, a mi obra y a ti mismo; miremos a Dios.

III. La Solución Está en Una Nueva Visión de Dios.

“Ve, vuélvete por tu camino”. Tu obra no ha terminado aún. Continúa la escuela de profetas, unge a Eliseo y espera tu hora. Humillado y avergonzado salió de la cueva, retirando su renuncia. En Jn. 1:48, hallamos a Natanael debajo de una higuera. ¡Qué diferencia! Si Enebro es desesperación la higuera es meditación, confesión. Desarraiguemos el Enebro y plantemos en su lugar una higuera.

Fuente: Campderros, D. (2003). Bosquejos Bíblicos: Tomo I. El Paso: Casa Bautista de Publicaciones. Logos Bible Software.

Anuncios