Pasos para edificar una iglesia sólida

quiquepor Enrique Juárez

Amados(as),

Les traslado algo que aprendí durante mi formación ministerial, por medio de la instrucción de mi pastor y otros ministros, además fruto de la experiencia plantando iglesias y pastoreando las mismas; por lo cual puedo decir que conozco más de cien formas para no edificar una iglesia, he cometido errores pero el Señor ha sido paciente conmigo ¡y todavía estoy aprendiendo!

En entregas anteriores les compartí algunos aspectos sobre lo que debe contener un mensaje cristiano (sermón), algunos tips sobre la formación de un líder. En esta oportunidad les traigo algo sobre lo relacionado con la edificación de una iglesia local, refiriéndome a lo que desea en su corazón un pastor promedio, soy pastor y por eso entiendo a los pastores:

1. Ganar almas para el Señor.
2. Consolidar a los alcanzados.
3. Capacitar a los mismos para que pasen de ser unos consumistas a ser siervos de Dios.
4. Abrir diferentes áreas de servicio o ministerio.
5. Tener en los cultos una buena atmósfera (que la presencia del Espíritu Santo sea manifiesta).
6. Tener solvencia financiera en la iglesia y ministerio (no confundir con avaricia por favor).

Por supuesto que lo que les traslado no es una receta de cocina o la panacea para los problemas de la iglesia en la actualidad. Algunos dirán que lo importante es adaptarse a los tiempos y tener una iglesia con opciones contemporáneas, tecnológicas, etc. No escribo sobre eso porque hay muchas adaptaciones a lo que presento, solamente deseo aportar algo que es fruto de la experiencia tanto de mi pastor como de otros pastores que fuimos sus discípulos.

Una cosa son las cuestiones de forma y otra las de fondo hay que establecer diferencias entre lo estructural y lo coyuntural. De cualquier manera recuerde que la Escritura dice:

Examinadlo todo; retened lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21).

Por lo menos hay 7 pasos, estos son:

1. Todo comienza con el líder y el liderazgo (2ª Timoteo 2: 1-2), si hay un buen liderazgo la iglesia será bendecida. Leemos en Tito 1:5 que a Tito se le pidió que hiciera lo siguiente:

a. Corregir lo deficiente.
b. Hay que tener un buen plan para el desarrollo del liderazgo (2ª Timoteo 2:1 – 2).
c. Todo se levanta o cae con el liderazgo.
d. La tarea básica de Cristo fue preparar a doce (12).

2. Presentar una palabra práctica y de vida. La mejor doctrina es la que se vive (Tito 2:1). Que tenga los siguientes aspectos:

a. Por sobre todas las cosas que honre a Jesús, el señorío de Jesucristo debe de ser establecido.
b. La palabra debe de dignificar a la gente.

3. Se debe definir y planificar una estrategia de crecimiento:

a. Toda congregación debe saber a donde va.
b. Hay que tener una visión apostólica (Mateo 28:19).
c. Hay que capacitar discípulos.
d. Los miembros deben comprometerse.

Veamos lo que nos enseña Nehemías capítulo 4:

i. Nehemías oró para usar ésta como plataforma para la acción (versos 4 y 9).
ii. Hay que ubicar al liderazgo y a las personas en el lugar adecuado (verso 13).
iii. Las ubicó por familias (verso 13, estrategia celular).
iv. Les dio el estimulo y la motivación necesarias (verso 14).
v. Debe haber equilibrio entre servicio y guerra espiritual (versículos 18, 21-23).
vi. Debe haber constancia y tenacidad en el trabajo que se está haciendo (versículos 15-17).
vii. Debe haber un lugar de convocación y celebración (verso 18).

4. Se debe propiciar una buena relación con el Espíritu Santo (Romanos 15:13). Enseñar regularmente:

a. Quien es el Espíritu Santo.
b. Su persona, su carácter, etc. Por las siguientes razones:

1. El Espíritu Santo afirma la visión.
2. El Espíritu Santo pondrá pasión por las almas y dará:

a. Objetivos.
b. Pasión por el trabajo.
c. El Espíritu Santo siempre pone en la iglesia una perspectiva profética.
d. El Espíritu Santo siempre va a remozar (renovar, refrescar) la vida de la iglesia.

5. Instruir a las personas sobre finanzas y aspectos financieros (Eclesiastés 9:13-15; 10:19c).

6. Aprovechar bien todas las oportunidades que se presentan (Eclesiastés 9:10-11).

7. Provocar en la congregación local una buena alabanza y adoración.

Espero todo lo señalado anteriormente les sirva, a propósito recuerdo cuando leí un libro sobre sermones de Charles H. Spurgeon el escribió:

“Podéis enseñar utilizando estos sermones, pero sin la presencia y unción del Espíritu Santos no seréis más que un costal de huesos secos”.

Anuncios

2 pensamientos en “Pasos para edificar una iglesia sólida

  1. Monja,

    Gracias por su visita también a este su blog, que comparta algunos temas, y en los desacuerdos, pues bien “en la multitud de consejos está la victoria”.

    Bendiciones y éxitos.

Los comentarios están cerrados.