Hacia adelante

2012-01-15 08-59-58.006Por Enrique Juárez.

No podemos triunfar o alcanzar las promesas de Dios recordando el pasado constantemente, bueno o malo, haciéndole altar al mismo o lamiéndonos nuestras heridas. La carne, el diablo y sus agentes siempre van a querer obstaculizar nuestro progreso, y hacer que nos enfoquemos en las glorias y derrotas pasadas. O en las circunstancias presentes.

Por el contrario el Apóstol Pablo nos invita en la palabra de Dios (La Biblia) a olvidar las cosas pasadas, a mirar hacia adelante con fe y esperanza, a seguir caminando y luchando para alcanzar el premio (la recompensa) que Dios ha prometido a los que creen en Él.

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13-14).

¡Ánimo!