Superate

La pobreza no debe ser excusa ni pretexto para la falta de superación. Para salir adelante necesitas sabiduría y esta se obtiene inicialmente poniendo por obra los mandamientos de Dios (Biblia). Los insensatos, necios, ignorantes o como se les quiera llamar desprecian la sabiduría y la enseñanza (Proverbios 1:7).