El profeta Jeremías.

 

Jeremías

El profeta Jeremías cuando es echado a una cisterna.

Jeremías, hijo de Hilcías, era un profeta del pueblo sacerdotal de Anatot y quizás descendiente de Abiatar. El significado de su nombre es incierto, pero puede que sea «Jehová exalta». Más se sabe de la vida personal de este profeta que de ningún otro del AT, debido a los indicios que nos ofrece de su pensamiento, preocupaciones y frustraciones.

A Jeremías se le prohibió casarse o tener hijos como señal de que se acercaba el juicio y que la próxima generación sería barrida. Su más cercano colaborador y amigo era el escriba Baruc. Aparte de este, tenía muy pocos amigos. Sólo contaba con Ahicam, el hijo de Gedalías, y Ebed-melec. En parte, esto se debía al mensaje de condena de Jeremías, contrario a las esperanzas del pueblo y que entre otras cosas instaba a la rendición ante los babilonios. A pesar de este mensaje, su demoledora condena a los líderes judíos y su aversión por la idolatría, le dolía profundamente el infortunio de su pueblo, debido a que para él la salvación de Israel no podía separarse de la fe en Dios y la obediencia a las estipulaciones del pacto.

Descargar descripción y bosquejo del libro de Jeremías

Anuncios