Obediencia en los grupos celulares

La Enseñanza de la Obediencia en la Red de los Pequeños Grupos Celulares

coach_Joelcomiskeypor Joel Comiskey

Yo amo la educación. He dedicado mi vida a aprender. Pero constantemente debo recordar que el aprendizaje nunca debe volverse un fin en sí mismo. El fin o la meta es obedecer la Palabra de Dios, dando la gloria así a Su nombre. La palabra hebrea para obediencia quiere decir “oír.” Oír las Palabras de Dios de verdad implica la obediencia en oposición a simplemente recibir la información. Santiago escribe, “No escuche meramente la palabra, engañándose de esa manera. Haga lo que dice” (1:22). La frase griega para la obediencia literalmente quiere decir “oír abajo.” La idea de obediencia en el Nuevo Testamento es un oído que ocurre bajo la autoridad o influencia del portavoz, llevando así al cumplimiento de las enseñanzas.

Jesús Requería la Obediencia

Jesús pidió a sus discípulos que lo “oyeran” al punto de cumplir con Sus demandas. A menudo los discípulos no entendieron las palabras o las enseñanzas de Cristo. Ellos no entendieron el significado de la muerte de Cristo en la cruz (Mat. 16:22), su propio lugar en el reino (Mar. 9:33-37), y su servicio humilde a otros (Mat. 20:24). Carecían de la sutileza y educación que caracterizaba a la élite de ese tiempo. Sin embargo, Jesús debe de haber notado su compromiso humilde para confiar y obedecer Sus enseñanzas. ¿Cómo podemos poner en práctica la verdad de Cristo en el siglo XXI? ¿Cómo podemos enfatizar la enseñanza que conduce a la obediencia bíblica en lugar de sólo un conocimiento? Permítame sugerir varias acciones consistentes en acciones con dos pasos.

Enseñanza Mezclada con la Aplicación Práctica

  • Yo hago; usted mira
  • Yo hago; usted ayuda
  • Usted hace; Yo ayudo
  • Usted hace; Yo miro

Si usted es el líder celular, permita a su aprendiz que lo observe y después le explica lo que usted hizo, y por qué lo hizo. Luego, observa al aprendiz cuando él o ella hacen la misma cosa y objetivamente le explica las fortalezas y debilidades que usted ha observado. Usted debe proporcionar la actividad terapéutica para fortalecer las debilidades. Cada vez más usted debe dar la tarea al aprendiz, mientras usted se retira usando el “abandono benigno” como estrategia. Esta sucesión es la clave para mantener una enseñanza que lleva a la obediencia bíblica en lugar de sólo conocimiento. Cuando hay la necesidad de la obediencia o cuando la enseñanza no se pone en práctica, la información es el resultado.

Monitoree Cada Paso

Segundo, supervise la aplicación práctica de la enseñanza. Ahora, durante un año yo he estado preparando a dos líderes en mi grupo celular para dirigir sus propios grupos. En enero de 2000, Janet y Fabián empezaron recibiendo mi entrenamiento personal. Al mismo tiempo, ellos dieron unos pasos de bebé en las partes principales de mi grupo — primero el rompehielos celular, después la adoración, después compartiendo la visión, y finalmente se turnaron para dirigir toda la lección entera. Ellos no sólo recibieron la información de mí (ruta de entrenamiento) pero ellos también la aplicaron. Como ellos eran fieles en las cosas pequeñas, yo les di más. En Noviembre 14 de 2000, Janet empezó su grupo y en noviembre 16 de 2000 Fabián empezó su grupo. Yo estoy entusiasmado y seguro que ellos dirigirán sus propios grupos con éxito porque su obediencia en las cosas pequeñas los ha llevado a este punto. Por otro lado, Ramiro, (no es su nombre verdadero) parecía como un gran tipo para mí para discipular. Él me buscó y yo me sentía atraído igualmente para ministrarle. Pasamos tiempos juntos formalmente e informalmente. En varias ocasiones yo invité a Ramiro a cenar. Todo parecía hacer clic, hasta que yo noté una falla fatal. Descubrí que Ramiro no cumplía con sus compromisos. Él diría sí a mis sugerencias para agradarme, pero después no actuaba. Yo deseaba honestidad en lugar de una obediencia ciega, pero esperaba que él cumpliera con su palabra. Noté que el no cumplimiento de sus promesas era un modelo en su vida, y en el futuro me obligó a cortar la relación del discipulado. Ramiro continúa vagando a través de la vida busca un trabajo aquí y allí con poco éxito, va de iglesia en iglesia.

Vaya más allá de la Información

Pablo advierte que en los últimos días habrán hombres malos que “… siempre están aprendiendo pero nunca son capaces de reconocer la verdad” (2 Timoteo 3:7). El conocimiento sin la obediencia no es aceptable en el reino. Agradecidamente, Pablo podría señalar a Timoteo como alguien que fielmente aplicaba la Palabra de Dios. Él dijo: “Y las cosas que has oído de mí en presencia de muchos testigos confía a hombres fieles que también serán calificados para enseñar a otros” (2 Tim. 2:2). El compromiso, fidelidad y obediencia son las cualidades esenciales para el discipulado. Cuando obedecemos la Palabra de Dios, Él nos dará más conocimiento y nosotros tendremos un impacto mayor para Su gloria

Anuncios