¿Religioso o verdadero creyente?

El religioso puede aparentar ser igual que el verdadero creyente (nacido de nuevo), va a la iglesia, canta coros, diezma, etc. ¿La diferencia? El religioso se preocupa más por conocer que por practicar, el verdadero creyente se evidencia por sus actitudes, su compromiso, fidelidad y lealtad al Señor y a la congregación donde se reúne. Se ve sobre su vida la bendición y la prosperidad que el Espíritu Santo imparte, brilla, tiene gozo y tiene puertas abiertas en el cielo. La familia entera pasa de la escasez a la abundancia. Sobre el verdadero creyente reposan las promesas del Salmo 128 entre otros muchos.

Shalom,

Pastor Enrique Juárez

P.D. El evangelio es sobrenatural (Romanos 1:16).

Anuncios