Manteniendo el final a la vista

coach_robert_layPor Roberto Lay, Iglesia Celular Ministerio Brasil

No importa cómo lo llames – discipulado, equipamiento, capacitación, y así sucesivamente, el objetivo es siempre tomar al nuevo creyente de la inmadurez, a la madurez, y de la madurez al liderazgo y el ministerio de multiplicación. Muchos materiales de discipulado se han escrito para las iglesias celulares en los últimos treinta años. La pregunta que debe hacerse en la preparación de una pista de equipamiento/discipulado es: ¿Tenemos claro “la vista al final” o la imagen del discípulo una vez que hemos terminado? Sin esto, estamos practicando “negligencia benigna”, como Ralph Neighbour diría.

Normalmente, cuando establecimos nuestro plan de estudios, pensamos primero en el contenido intelectual que queremos que nuestros discípulos conozcan, tales como el conocimiento de la Biblia. Entonces podríamos concentrarnos en las competencias y más tarde pensamos en el carácter, y si queda tiempo. Sin embargo, la gran comisión nos dice que debemos enseñar a nuestros discípulos a obedecer. El problema no es ser capaz de comprobar si nuestros discípulos obedecen o no durante la semana. Muchos ni siquiera son conscientes de este factor fundamental. Nuestro énfasis principal ha sido siempre en el conocimiento. En el equipamiento del discipulado, el orden correcto debería ser: carácter (obediencia) en primer lugar, a continuación, habilidades y luego el conocimiento.

Es muy importante saber si nuestro equipamiento de discipulado ofrece todo lo que esperamos de nuestro discípulo a ser, después de que él o ella hayan terminado. Tenemos que tener un perfil claro de cómo nuestro discípulo debe verse. Entonces, debemos trabajar hacia atrás y preparar nuestro plan de estudios correspondiente.

Que Dios nos ayude a hacer discípulos obedientes que pueden reproducirse a sí mismos.

 

Anuncios