Iniciar, modelar, guiar y supervisar la visión celular

Pastor Rafael Cruz Lora. (Apóstol de las Iglesias Shekinah)

“Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano”. Éxodo 17:9

El delegar es uno de los más grandes y delicados retos y desafíos en el ministerio. He sido el pastor fundador y principal por más de 20 años de la iglesia cristiana shekinah en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana. Como pastor entendí que uno debe: Iniciar, modelar, guiar y supervisar la visión celular.

Moisés claramente inició dando la orden a Josué, modelo del tipo de hombres fieles y leales que han de salir a pelear, lo guío al decirle que él estaría allí temprano para la pelea, Supervisó dejándole claro que él estaría sobre la cumbre del collado. Cuando se hace esto hecho por Moisés resulta en una señal segura del pastor a todos los líderes y miembros de la iglesia que el trabajo celular es importante y prioritario.

Esta decisión, en nuestro caso particular, representó durante tres años seguidos, participar y dirigir la reunión mensual con todos los líderes de células, revisar los reportes de los líderes, escribir más de 150 lecciones de enseñanzas, escoger a los supervisores de zonas, y tener reuniones periódicas con ellos.

Como pastor principal debo recordar siempre: Iniciar, modelar, guiar y supervisar la visión celular. La autoridad se delega, la responsabilidad no. El pastor es el responsable de la visión de Dios.

Rafael