Bienaventurados

Una persona bienaventurada (tres veces dichosa) es aquella que experimenta la bendición de Dios en todas sus áreas: espiritual, mental, emocional, física, social y financiera. No es una persona fracasada, sino que es una persona exitosa porque ha depositado toda su confianza en Dios su creador y Señor. Experimenta día a día la bondad, misericordia y gracia del Dios trino. Quiénes y cómo son estas personas lo describe el Salmo 1, le invito a leer y a reflexionar en este bello pasaje de Las Sagradas Escrituras (TLA).

1 Dios bendice
a quienes no siguen malos consejos
ni andan en malas compañías
ni se juntan con los que se burlan de Dios.

2 Dios bendice
a quienes aman su palabra
y alegres la estudian día y noche.

3 Son como árboles sembrados
junto a los arroyos:
llegado el momento,
dan mucho fruto
y no se marchitan sus hojas.
¡Todo lo que hacen les sale bien!

4 Con los malvados
no pasa lo mismo;
¡son como el polvo
que se lleva el viento!

5 Cuando sean juzgados,
nada los salvará;
¡esos pecadores no tendrán parte
en la reunión de los buenos!

6 En verdad,
Dios cuida a los buenos,
pero los malvados
se encaminan al fracaso.

Nota: Cuando habla de los malvados, perversos y pecadores se refiere a los creyentes impíos y no a los incrédulos.