Para la Bendición de Dios, Ponlo Primero a Él

por Rick Warren

“Lleven una vida que Dios considere digna. Pues él los llamó para que tengan parte en su reino y gloria.” (1 Tesalonicenses 2:12 NTV)

El Reino de Dios es una realidad actual. Es lo que vamos a hacer en la tierra justo ahora. El poder de Dios es un recurso presente. Es la energía que obtienes para hacer lo que Dios quiere que hagas una vez que te rindas y te entregues a Su voluntad.

La razón es que es para la gloria de Dios.  No es la realidad o el recurso. Es la verdadera razón para todo. Que sea todo para la gloria de Dios.

He hablado con personas que siempre dicen, “Tengo mucho y aun así me siento incompleto. Tengo una buena familia, tengo un buen trabajo, tengo unos excelentes hijos. Tengo buenos amigos, soy parte de una buena congregación. ¿Por qué me siento insatisfecho?” ¡Es porque fuiste creado para más que eso! Fuiste hecho para algo más que sólo sobrevivir. Nunca te sentirás satisfecho en tu vida hasta que comiences a vivir en el Reino de Dios, por el poder de Dios y para la gloria de Dios.

¿Cómo vivir una vida plena – el tipo de vida para el que fuiste diseñado por Dios?

La Biblia dice en 1 Tesalonicenses 2:12 “Los hemos animado, consolado y exhortado a llevar una vida digna de Dios, que los llama a su reino y a su gloria” (NVI).

¿Qué significa vivir en el reino de Dios? Significa que la agenda de Dios es tu agenda. Haz de la voluntad de Dios tu voluntad. Ocúpate de lo que Dios necesita, en lo que sea que quieras bendición de Dios, ponlo primero en esa área.

¿Qué significa poner primero a Dios en tu vida? Cinco cosas en las que necesitas poner a Dios primero.

  1. En tus Finanzas: Si quieres que Dios bendiga tus finanzas, aún durante una recesión, debes diezmar. ¡Lo siento! No hay otra alternativa.
  2. En tus Intereses: Pon a Dios por encima de tus aficiones, tu carrera y tu entretenimiento. Dale a Dios la primera consideración en cada decisión.
  3. En tus Relaciones: Pon primero a Dios sobre tu familia, tu matrimonio y tus amistades.
  4. En tu Agenda: Eso significa que le des a Dios la primera parte del día. Debes levantarte cada mañana y decir, “Dios si no indicas otra cosa para hoy, solo quiero amarte un poco más y conocerte un poco mejor”.
  5. En tus Problemas: Cuando tengas un problema, necesitas acudir a Dios primero que a nadie. La oración nunca debe ser tu último recurso. Debe ser tu primera opción.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Qué necesitas cambiar de tal manera que Dios esté primero que tus finanzas, intereses, relaciones y agenda?
  • ¿Cuál es tu primera reacción ante los problemas?
  • ¿Cómo puedes desarrollar un hábito de oración en tu vida?
Anuncios