Tres virtudes

Pablo y Timoteo, siervos de Cristo Jesús:
A todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, incluyendo a los obispos y diáconos: (Filipenses 1:1 LBLA)

Tres cosas óptimas para el servicio al Señor en medio de su casa y reino.
1.  Fidelidad
2.  Integridad
3.  Honestidad

El ministerio ha de ser realizado con entrega y pasión sea este a tiempo completo o bien un laico que voluntariamente da su servicio en el reino de Dios.

Las personas deben ser fieles, integras y honestas, ya que eso es lo que Dios busca que exista en nuestros corazones, menos de eso es un insulto al Eterno Dios.

Un ministerio que no tiene en sus servidores tales virtudes, está dando un mal servicio, ni siquiera se puede hablar de un servicio a medias o mediocre, sino de un mal servicio en totalidad. Dios es digno de nuestra entrega y pasión, de nuestra total entrega.

Estamos ante un nuevo reto en estos años en donde sólo los que logren captar lo que es fidelidad, integridad y honestidad en el llamado al servicio, podrán pasar la prueba y así salir victoriosos de lo que la iglesia de Cristo tendrá que afrontar por causa de los malos testimonios dados por las últimas décadas. La iglesia será probada y esto será una zaranda para limpiar y separar al trigo de la cizaña; muchos volverán de donde salieron y otros conocerán lo engañoso del corazón del hombre o sea que irán a un lugar que no imaginaban que existía pues habían sólo conocido la tierra de Dios.

Lo que parecía oro dejará de brillar y el justo en verdad será conocido por estas tres virtudes llamadas fidelidad, integridad y honestidad.

Pastor Manolo  Urrutia/JISL