Far more demanding

coach_JoelcomiskeyPor Joel Comiskey

Mito: Existen Menos Problemas en la Iglesia Celular que en el Ministerio Tradicional

A lo largo de este libro he elogiado las virtudes del ministerio de la iglesia celular, sin tratar de esconder sus problemas. Muchos pastores gravitan hacia el ministerio de la iglesia celular debido a esos puntos positivos. No obstante, existe el peligro de dar la impresión que el ministerio de la iglesia celular borrará todos los problemas de la iglesia. Todos los que piensan de esta manera están por tener un duro despertar.

Verdad: El Ministerio de la Iglesia Celular Revela Problemas A Menudo Escondidos Bajo el Trajín del Ministerio Tradicional

Tuve la oportunidad de hablar en una iglesia en Puerto Rico. Un sabio Anciano me dijo que antes de implementar el ministerio de la iglesia celular los problemas siempre estaban bajo la superficie, pero que desde que empezaron a hacer énfasis en los grupos celulares, esos problemas salieron a la superficie. Las personas se sintieron libres para hablar sobre ellos. De repente resultaron muchos más problemas. “Las buenas noticias, me dijo, es que ahora estamos tratando con esos problemas”.

Cuando un pastor se enfoca en el ministerio celular, las personas tienen la oportunidad de compartir. Muy a menudo salen a la luz ataduras demoníacas y problemas psicológicos. Esos problemas siempre estuvieron allí, pero nadie los notó. Estaban bajo la superficie. Mientras las personas se sentaban en las bancas, todo parecía que estaba bien. Cuando las personas tienen la libertad y oportunidad de compartir lo que les está sucediendo en sus vidas, entonces, parece como si la iglesia entera está llena de problemas.

Lawrence Khong dice en su libro, The Apostolic Cell Church (La Iglesia Celular Apostólica),

Durante años pastoreé exitosamente una iglesia bautista tradicional. Era relativamente fácil organizar a la iglesia para los servicios de adoración, las clases de escuela dominical, y para muchas reuniones de camaradería de diferentes grupos de edades. La mayor parte de la actividad se centraba en dar una enseñanza dentro de un aula. El más grande desafío, la mayoría de veces era hacer una buena presentación, ya fuera de un sermón o de una lección de una clase. La situación es mucho más demandante cuando se trata de una iglesia celular.

Cuando Khong dice “mucho más demandante”, él se refiere a llegar a la raíz de los problemas de las personas y ayudarles a cambiar. La buena noticia es que el pastor principal no tiene que resolver todos los problemas de la iglesia. Su rol principal es equipar a los líderes para que colaboren en el pastoreo en la iglesia, y ayudarles a otros a ser como Cristo.