La fe y las palabras

2012-01-15 08-59-58.006El sermón de hoy lo titulé “La fe y las palabras”. Inicié una serie de estudios sobre la fe, también enseñé sobre algunos aspectos relacionados con el poder de las palabras y como aprender a pensar como Dios desea que lo hagamos, para tener un lenguaje apropiado. La fe implica acción, obedecer y a dar por hecho lo que aún no es. Podemos conocer a una persona por sus palabras, ellas determinan su medida de fe y también nos dicen quienes son realmente.

También compartí la importancia de aprender a visualizar la Palabra de Dios y a tratar de ver las cosas como Dios las ve. Para esto necesitamos oír, y oír la Palabra de Dios con mansedumbre. Orar y meditar en Las Escrituras diariamente y por supuesto pedirle al Espíritu Santo su guía y consejo. Los inconversos y los incrédulos no pueden comprender, entender y ver las maravillas de Dios, por que han sido cegados por el diablo, quien es “el dios de este siglo”.

Para avanzar en nuestro diario caminar hay que creer en la Palabra de Dios, confesarla y obedecerla, si no lo hacemos de esta manera podremos pasar como el pueblo de Israel en el desierto, dando vueltas en el mismo por largos 40 años, cuando el plan de Dios era que llegaran en 11 días a la tierra prometida. Como dijo alguien: “solamente dándole nuestra forma a la silla en donde nos sentamos en la iglesia, durante todos los servicios”. Pero Dios espera de nosotros mejores cosas, el ama la paz (prosperidad) de sus hijos (3 Juan 2) .

Medítelo, piénselo, de usted depende, Dios está dispuesto, ya ha provisto todo para usted, desde el momento que envió a su Hijo a morir por nosotros en la cruz del calvario.

Hace algunos años leí el siguiente libro que les recomiendo para su lectura de esta semana: Lo que dices recibes. Autor Don Gosset.

Anuncios