La teología debe engendrar la metodología

coach_Joelcomiskeypor Joel Comiskey

Mito: El Crecimiento de la Iglesia es la Motivación Impulsora para Convertirse en Iglesia Celular.

En los primeros años de mi investigación sobre la iglesia celular, me enamoré del concepto de iglesia celular debido a su potencial para que la iglesia crezca. Noté que las iglesias más grandes del mundo eran iglesias celulares, y visité muchas de ellas para descubrir patrones y principios. El rápido crecimiento de estas iglesias celulares y mi propia filosofía de crecimiento de iglesia fueron como un cerillo para la gasolina. El Crecimiento de la iglesia incendió mi alma con una profunda pasión por el ministerio celular.

En el 2001 regresé a Norteamérica para supervisar a pastores de iglesias celulares y a plantar una iglesia. Las personas no eran tan receptivas y estaban ocupadas con el trabajo, cosas materiales, y con la vida en general. La mayoría de  las personas no estaban ansiosas por unirse a un grupo celular, involucrarse en la ruta de capacitación o ser voluntario para el liderazgo celular. Descubrí rápidamente que podía “hacer crecer una iglesia” con mayor rapidez al solicitar menos compromiso.

Cuanto más recorro en mi peregrinaje por la iglesia celular, más veo que la estrategia de la iglesia celular no produce crecimiento acelerado. Dios se reserva el crecimiento para sí mismo. Él quiere recibir la gloria por todo el crecimiento de la iglesia. Por su gracia, Él no le permite al hombre gloriarse en sí mismo. Dios quiere llevarse toda la gloria.

Entonces ¿Por qué debe ser seducido un pastor a implementar la estrategia de la iglesia celular?

Verdad: La Teología es el Verdadero Fundamento Sobre el Cual se Debe Fundar una Iglesia Celular.

Ralph Neighbour lo dice repetidamente, “La teología debe engendrar la metodología”. Esta frase fue uno de los temas centrales de Neighbour en su libro de 1990, ¿Hacia dónde vamos ahora? Al escribir en el 2011, veintiún años después de que Neighbour escribiera este libro, he llegado a la misma conclusión. La buena noticia es que la estrategia de la Iglesia celular tiene sus raíces en una fuerte teología bíblica.

La verdad bíblica es el único fundamento firme para cualquier cosa que hagamos. Sin la verdad bíblica, no tenemos un apoyo firme sobre el cual pueda reposar nuestro ministerio y filosofía. Podemos andar a través de cualquier cosa cuando sabemos que Dios nos está moviendo a comportarnos bíblicamente.

La iglesia celular no es lo último, o la más grande estrategia de crecimiento de la iglesia. Si lo fuera, simplemente sería una moda pasajera hasta que viniera la siguiente estrategia más atractiva y pertinente. En muchos lugares alrededor del mundo (como en el Occidente) la iglesia celular transforma a la iglesia a través de un proceso de purificación. El crecimiento de la iglesia es lento pero la iglesia celular le ayuda a la iglesia de Cristo a profundizar más.

La iglesia celular desafía las suposiciones acerca de la iglesia. Mueve a los cristianos a pensar más profundamente acerca de la vida cristiana. ¿Es el cristianismo un simple evento al cual asistir? o ¿Es acaso un estilo de vida a vivir? En muchos terrenos endurecidos alrededor del mundo, la iglesia celular es un desafío para vivir verdaderamente las afirmaciones del cristianismo. Desafía los compromisos con el tiempo y con lo que tiene verdadera importancia en la vida.

La única razón por la que una persona en una cultura materialista haría un compromiso para asistir a una célula, incursionar en la ruta de la capacitación, y aún convertirse en un líder o supervisor multiplicador (todos estos son ministerios voluntarios) es porque Jesucristo ha tocado su vida.

La iglesia celular, por lo tanto, en muchos países alrededor del mundo, es un desafío contra-cultural para convertirse en el pueblo de Dios y en la Iglesia de Jesucristo.

Anuncios