De rodillas

El que se arrodilla ante Dios, podrá estar de pie ante cualquier situación difícil.