Características de una Célula Saludable

mario_vegapor Mario Vega

Se ha mencionado que solamente las células saludables son las que se multiplican, lo cual, es una verdad tanto desde el punto de vista biológico como eclesial. Pero ¿cuáles son las características de una célula saludable?

En primer lugar, una célula es saludable cuando realiza un trabajo evangelizador. Esto implica un esfuerzo por llevar siempre invitados a la reunión celular. No es un grupo de cristianos que se reúnen para tener solamente comunión sino que son un grupo de cristianos comprometidos que encuentran comunión en el esfuerzo de alcanzar a los perdidos con el evangelio. Son cristianos que se gozan cuando se alcanza la multiplicación de la célula más que por conservar un grupo cerrado de creyentes que disfrutan de comunión los unos con los otros.

En segundo lugar, una célula es saludable cuando trabaja por cuidar a cada uno de sus miembros. El evangelismo no estará completo hasta que se desarrollen mecanismos de cuidado mutuo. Los miembros de la célula se dedican a cuidarse los unos a los otros, a amarse los unos a los otros, a soportarse los unos a los otros, a orar los unos por los otros, a confesarse sus pecados los unos a los otros, etc.

En tercer lugar, una célula es saludable cuando desarrolla un esfuerzo permanente por formar a nuevos líderes de nuevas células. Los líderes están orientados a formar a otros en el tema del liderazgo celular. Se apresuran a delegar funciones significativas como el entrenamiento más eficiente para candidatos a nuevos líderes. La mejor formación no es la que se realiza teóricamente sino prácticamente.

Cuando una célula combina el evangelismo con el cuidado mutuo en dirección a la formación de nuevos líderes, terminará por alcanzar una multiplicación saludable.

Anuncios