Día: 31 enero, 2013

Discipulando a través de una confesión mutua.

por Abe Huber.

Cada verdadero cristiano desea ganar gente para Jesús y hace que su vida cuente para el reino de Dios. La razón por la que muchos no son fructíferos se debe a luchas con el pecado. La mayoría han aprendido a confesar sus pecados a Dios y recibir perdón (1 Juan 1:9). Sin embargo, muchos tienden a cometer los mismos pecados una y otra vez, y puesto que son cristianos sinceros, continúan confesando los mismos pecados a Dios. ¿Dios los perdona? Sí, Él lo hace; pero Dios no sólo quiere perdonar a sus hijos, ¡Él quiere darles victoria sobre el pecado! Él quiere sanarlos de sus problemas. Sigue leyendo “Discipulando a través de una confesión mutua.”