Invertir sabiamente

Invertir en el Fondo del Tesoro de Dios (Adoración)

por  Rick Warren

“Honra al Señor con tus riquezas y con los
primeros frutos de tus cosechas.”
Proverbios 3:9 (NVI)

Invertimos en el fondo del tesoro de Dios usando parte de nuestro dinero para expresar adoración. No hay nada que podamos dar a Dios que Él necesite, y ciertamente Dios no necesita nuestro dinero.

Pero cuando le damos una ofrenda a Dios — una ofrenda no designada, planificada  ni proporcional en donde y cuando vamos a adorarlo. — le estamos diciendo, “Dios, te amo.” Ese es el primer propósito de la vida. Tú has sido planeado para este propósito.

La Biblia dice, “Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos” (Proverbios 3:9 NBLH) Honramos a Dios cuando diezmamos. Es un acto de adoración.

Dios quiere que tú des a este fondo antes de invertir en cualquier otro fondo. ¿Por qué? Él quiere nuestro corazón más que cualquier otra cosa. Él no quiere nuestro dinero, Él quiere lo que representa.

Dondequiera que ponga mi dinero, muestra mis prioridades y valores.

Esta semana mira tú chequera y los estados de cuesta de la tarjeta de crédito. ¿Qué dicen acerca de donde está tu corazón hoy?

¿Dónde quieres que tu corazón esté? ¡Coloca tu dinero ahí!

Se cuenta que cuando murió Rockefeller uno de los hombres más ricos y que por cierto estuvo a punto de morir en sus buenos años de vida adulta por un cáncer terminal que lo hizo darse cuenta que el dinero solo era un instrumento el cual debía usar y no ser usado por él, este hombre enfermo empezó a hacer grandes donaciones económicas y dando fue como se curó y llego a vivir 96 años. Pues cuando muere y muere acaudalado le preguntaron a sus tesoreros cuanto había dejado y la respuesta fue: “Lo dejo todo” así será con lo que piensas hoy que es tu todo, también tu lo dejaras, por ello se generoso y acércate siempre adorar a Dios con tus mejores ofrendas y no omitas el diezmo. Acuérdate del pobre, la viuda y el huérfano.

Extiende tu mano a los que te han ayudado y bendice con bendiciones. No coseches solo para ti y no te hagas mezquino con el dinero siendo este tan solo un instrumento que te prueba.

Anuncios