Conociendo al Espíritu Santo I

Conociendo al Espíritu Santo.

Introducción:

Si queremos tener intimidad y trabajar conjuntamente con el Espíritu Santo, tenemos que conocerlo bien. Se han usado muchas metáforas[1] para describirlo –el fuego, el viento, el agua, el aceite, la paloma y otras – sin embargo la mayoría de cristianos no conocen quién es él realmente. Veamos lo que dice la Biblia.

1.      El Espíritu Santo es Dios. Muchos grupos heréticos[2] lo han considerado como un poder procedente del Dios Eterno. Sin embargo la Biblia llama Dios al Espíritu Santo. En Mateo 28:19: “Id, pues, y haced discípulos entre todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Vemos que Jesús mismo coloca al Espíritu Santo en la misma posición que al Padre y al Hijo.

2.      Esto sucede a todo lo largo de la Biblia. En Hechos 5:3,4 encontramos las siguientes declaraciones: “Pedro entonces le dijo: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses parte del valor del campo? Quedándose como estaba, ¿no se te quedaba para ti? y vendido, ¿no estaba en tu mismo poder? ¿Cómo es que has concebido esta cosa en tu corazón? ¡no has mentido a los hombres, sino a Dios!

3.      Podemos ver también que el Espíritu Santo es Dios pues realiza una obra que nadie más que Dios Padre podría realizar.

3.1.   Creó los cielos y la tierra. Génesis 1:2; Job 26:13.

3.2.   Resucita a los muertos. Romanos 1:4; 8:11.

3.3.   Hace nacer de nuevo. Juan 3:5-7.

3.4.   Convence al mundo de pecado, de justicia  de juicio. Juan 16:8.

3.5.   Echa fuera demonios. Mateo 12:28.

4.      Además de esto el Espíritu Santo posee todos los atributos[3] divinos:

4.1.   Es Eterno. Hebreos 9:14.

4.2.   Es Omnisciente: 1ª Corintios 2:10.

4.3.   Es Omnipotente: Lucas 1:35. Para él no hay nada imposible.

4.4.   Es Omnipresente: Salmo 139:7,8.

5.      El Espíritu Santo tiene personalidad. No podemos platicar con las piedras, el mar, los árboles o con cualquier cosa creada, el Espíritu Santo por ser una persona divina puede comprendernos y ayudarnos. El Padre es una Persona viviente. Sin embargo nadie le ha visto jamás, él es Espíritu (Juan 4:24). Tenga cuerpo o no es una persona pues tiene todos los atributos de una persona. Jesús mismo no tuvo una forma corporal como la nuestra después de su resurrección.

6.      Breve lista de acciones que solo una persona puede realizar.

6.1.   Habla. Apocalipsis 2:7.

6.2.   Nos ayuda en nuestra debilidad. Romanos 8:26.

6.3.   Ora por nosotros. Romanos 8:26.

6.4.   Nos enseña. Juan 14:26.

6.5.   Testifica de Cristo. Juan 15:26.

6.6.   Nos guía. Juan 16:13.

6.7.   Da órdenes e instrucciones. Hechos 16:6,7.

6.8.   Llama a las persona a la obra de Dios. Hechos 13.2.

6.9.   Fortalece a los creyentes. Hechos 9:31.

7.      Además posee conocimiento. 1ª Corintios 2:10; Romanos 8:27.

8.      Tiene emociones y sentimientos. Romanos 5:5; Efesios 4:30; Romanos 8:26. Es decir que derrama el amor de Dios en nuestro espíritu, es posible entristecerle y gime en ardiente intercesión a favor nuestro.

9.      Tiene voluntad propia y obra según la misma y sus planes. 1ª Corintios 12:11, Hechos 16:6,7.


[1] la metáfora identifica dos términos entre los cuales existe alguna semejanza. Ejemplo “ojos” y “esmeraldas”.

[2] Una herejía, es una opinión, interpretacion o dogma opuesta a la doctrina bíblica.

[3] Cualidades o características.