Nota para el siguiente artículo: En este espacio solamente les trasladamos la información que hemos recibido, esto no significa que estemos de acuerdo con ellos o que la presente nota represente nuestro punto de vista.

Líderes de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos votaron el jueves 9 de Julio a favor de permitir a homosexuales no célibes vinculados en relaciones comprometidas presten servicios como pastores.

Esta aprobación es la primera de dos cambios de política que podrían hacer de los presbiterianos una de las denominaciones cristianas en Estados Unidos más cordiales con la comunidad gay.

Pero el voto no es sello final de conformidad para la Iglesia Presbiteriana (de Estados Unidos) o sus más de dos millones de miembros en los Estados Unidos.

Delegados votaron durante la asamblea general de la Iglesia en Minneápolis, con 53% de ellos aprobando una política más liberal sobre clérigos homosexuales. Se esperaba una votación por separado más tarde sobre si cambiar la definición de matrimonio de la Iglesia de entre “un hombre y una mujer” a entre “dos personas”.

Bajo la actual política de la Iglesia, los presbiterianos sólo pueden convertirse en clérigos, diáconos o presbíteros si están casados o viven en celibato. La nueva política acuñaría referencias a la sexualidad en favor de candidatos comprometidos a una “sumisión jubilosa a la adoración de Cristo”.

Pero tales cambios deben ser aprobados por una mayoría de los 173 presbiterios estadounidenses de la Iglesia. La asamblea votó hace dos años a favor de liberalizar la política de clérigos homosexuales, pero la iniciativa murió el año pasado debido a que 94 de los presbiterios votaron en su contra.

No obstante, los cambios propuestos “tienen el potencial de ser históricos”, dijo Cindy Bolbach, del Presbiterio de la Capital Nacional en Washington y moderadora electa de la asamblea.

La Iglesia Presbiteriana (de Estados Unidos) está clasificada como la décima denominación evangélica más grande en los Estados Unidos con 2,8 millones de miembros, según el Libro del Año 2010 de Iglesias Estadounidenses y Canadienses, del Concilio Nacional de Iglesias. Los materiales informativos de la Iglesia pregonan tener 2,1 millones de miembros.

A inicios de la semana, ambas propuestas fueron aprobadas por comités de la asamblea.