La mezcla de fines y medios.

dinero.jpgDe mis lecturas por Internet les comparto lo siguiente de la autoría de Ricardo Gondim.

Por años se combatió la idea que los fines justificaban los medios, porque ese principio justificaba comportamientos deshonestos. Hoy, el problema se profundizó. No se sabe más qué es medio y qué es fin. No se sabe más si la iglesia existe para recaudar dinero, o si el dinero existe para dar continuidad a la iglesia.

¿Se canta para alabar a Dios o para entretener al pueblo? ¿Se publican libros como un negocio o para divulgar una idea? Los programas de televisión, ¿tienen el objetivo de dar popularidad a determinado ministerio o proclamar el mensaje? Las respuestas a esas preguntas no son fáciles de encontrar.

Cristo no dio vuelta las mesas de los cambistas en el templo simplemente porque ellos pretendían dar un servicio a los peregrinos que venían a adorar al templo. Él descubrió que los medios y los fines se habían confundido y que ya no se discernía con claridad si el templo existía para hacer negocios o se hacían negocios para ayudar al culto.

La obsesión por el dinero, la carrera desenfrenada por fama y prestigio, la pasión por títulos, revelan que muchas iglesias ya no saben si existen para facturar. Muchos líderes ya no consumen sus energías buscando un auditorio que los escuche, sino que buscan un mensaje que les asegure un auditorio. La confusión de medios y fines mata iglesias por asfixia.

Fuente: Aquí

4 pensamientos en “La mezcla de fines y medios.

  1. Hola mi amado y admirado Enrique:

    La confusión es innegable, pero creo que solo para el desprevenido o para el foráneo. También podría serla para la manipulada y engañada oveja.

    Sin embargo, creo que las cosas son lo suficientemente claras, y que el problema radica en no enfrentarlo, ya sea por falta de fuerza o decisión.
    Ni siquiera es necesario ejercitar el don de discernimiento para saber quien es quien y que cosa es cada cosa.

    Creo que ocurre una especie de simbiosis ideológica o complicidad entre los líderes ambiciosos y los cómodos feligreses. Pero, salvo las excepciones señaladas, tanto uno como otros saben que papel ocupan, así como nosotros también lo sabemos.
    Los fabuladores se engordan con el producto de su empresa y la gente “se amontona tras las fábulas”.
    Ambos son hipócritas y culpables de la asfixia de la Iglesia.

    Nuestro papel es predicar el Evangelio, claro y sencillo, tratando de que los grises se esfumen en el contraste entre lo verdadero y lo futil.
    Pero la gente decide. Y si les gusta el modelo pervertido, será preferido aún a pesar de los mejores esfuerzos.
    Recordemos que Jesús cuando entró a Jerusalem fue recibido como el Mesías, más cuando echó a los cambistas, fue el punto de inicio de la persecución que terminaría en la cruz.
    ¿Queremos echar a los cambistas de la Casa de Dios? Pues seremos perseguidos.

    Dice el articulo:
    -“La obsesión por el dinero, la carrera desenfrenada por fama y prestigio, la pasión por títulos, revelan que muchas iglesias ya no saben si existen para facturar.”
    -Yo creo que sí saben, pero les importa más el dinero que el espíritu. Lo saben y son culpables por ello.
    -“Muchos líderes ya no consumen sus energías buscando un auditorio que los escuche, sino que buscan un mensaje que les asegure un auditorio.”
    -Nada más cierto que eso.
    -“La confusión de medios y fines mata iglesias por asfixia”.
    -No existe confusión ingenua sino premeditada y cuidadosamente controlada y convenida por líderes y feligreses.

    Le envío un abrazo enorme.
    Dany Dañeiluk

  2. Hola Dany,

    Gracias por escribir, mi amor, aprecio y admiración es reciproco. Me impactó lo que escribes: “no existe confusión ingenua sino premeditada y cuidadosamente controlada y convenida por líderes y feligreses“. Me vino a la memoria el texto siguiente: “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4:3-4).

  3. Interesante apreciación de la realidad; mi mayor preocupación es que en esta confusión ¿surgira algo nuevo? Por ejemplo, cuando la iglesia decayo surgieron nuevos movimientos en distintos lugares del mundo, un ejemplo de ello es el movimiento pentecostal, con sus diferentes matices; Lutero, Calvino y todos los reformadores; el movimiento abaptista, etc.-
    Hermano, el mundo se pierde; nosotros entretenidos; Jesucristo vuelve, nosotros aún discutiendo el como lo hara.-
    Sociedades Bíblicas hizo un NT cuya tapa era una cruz que reflejaba su sombra hacia la tierra, esto me lleva a pensar en lo expresado por Pablo en su primera carta a Corinto, (1Co 2:1 a 5) “Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio* de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de Jesucristo, y de éste crucificado. Es más, me presenté ante ustedes con tanta debilidad que temblaba de miedo. No les hablé ni les prediqué con palabras sabias y elocuentes sino con demostración del poder del Espíritu, para que la fe de ustedes no dependiera de la sabiduría humana sino del poder de Dios.”
    Bendiciones.-

  4. La confusión de medios y fines asfixia la iglesia.
    Efectivamente. Aquellas iglesias, aquellas congregaciones, aquellos hermanos, que no tienen una educación cristiana basada en el evangelio completo; aquellos cristianos que continúan “alimentandose de leche” en lugar de comer alimento sólido; especialmente aquellos que prefieren otras actividades dentro de las iglesias, que el estudio serio y profundo de la Palabra de Dios.
    Libros, música, institutos bíblicos, ministeriales y de profetas (?), etc.
    Lo cierto es que lo “espiritual” vende.
    El mensaje del evangelio es sencillo. Cuando se tergiversa, cuando se traen costumbres, ideas, “revelaciones”, etc. de afuera, allí es cuando comienza a arruinarse, a contaminarse, y de allí resultan todas estas cosas que hoy vemos.
    En el metroplex hace unos meses salieron unos CDs de unos jóvenes que me parece que en la década de los 70’s tuvieron la oportunidad de “visitar” el infierno y el cielo, y regresaron en este año con cajas de CD’s a $10.00 el set, donde narraban “su testimonio”.
    Bien dice en 2a de Timoteo 4, como ya aparece en esta página, “la comezón que tendrán de oír”.
    Es responsabilidad del Pastor-Maestro de predicar el evangelio inmaculado de Cristo.
    “Sé sobrio en todo…cumple tu ministerio.”
    Que Dios les bendiga y nos ayude a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s