Principios Paralelos del Matrimonio II.

pareja.jpgPara una mejor comprensión de los principios que deseamos compartir vamos a establecer antes una diferencia entre un principio y una regla.

REGLA

Es Ley establecida para regir una cosa, estatuto, u obligaciones que se deben cumplir. Las reglas funcionan y varían dependiendo del lugar donde estemos, colegio, trabajo, país, las reglas van de lo externo a lo interno y pueden ser cambiadas dependiendo de la condición del tiempo y del lugar. Generalmente provocan una actitud de rebelión.

PRINCIPIO

Es una norma moral y bíblica que no cambia por las circunstancias, tiempo o lugar, éstas funcionan en donde quiera que estemos y nos motivan a hacerlas debido a que se basa no en una obligación sino en un reconocimiento de lo que Dios significa para nosotros.

¿POR QUE SE DEBEN ENSEÑAR LOS PRINCIPIOS BÍBLICOS?

1. Para evitar que el humanismo controle nuestra vida. Colosenses 2:8 dice así: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según, las tradiciones de los hombres conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”. La palabra engañe significa tomar cautiva nuestra mente y así lisiar o invalidar nuestro pensamiento y provocar engaño. El humanismo lleva a vivir al hombre a su manera y según los deseos de su corazón pero se desvía de las normas de conducta establecidas por Dios, es por ello importante conocer estos principios porque nos ubican en la línea para vivir al estilo del reino de Dios.

2. Para poder discernir entre el bien y el mal: Hebreos 5:14 dice: “Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. La palabra sentidos se usa en lugar de mente. Aquí se nos dice que somos maduros en Cristo cuando tenemos la habilidad de discernir entre el bien y el mal (entre lo que es de Dios y lo que no es de Dios). Esto da como resultado que el estilo de vida del hombre cambie y viva de una manera ordenada y firme por la verdad de la Palabra de Dios. Otra de las cosas que produce es que la persona comienza a vivir una vida equilibrada evitando las obras de la carne, resistiendo de esta manera las tentaciones del enemigo, y viviendo bajo los frutos del Espíritu.

LOS PELIGROS QUE SE PUEDEN DAR

Todo lo que es de Dios, puede llegar a ser peligroso, cuando está manejado por el hombre, porque tendemos como humanos a distorsionar los propósitos de Dios, ejemplo: las profecías son de Dios, pero los abusos han afectado a personas é iglesias.

Los principios llegan a ser peligrosos cuando se convierten en nuestra fuente de la verdad y no el Señor Jesucristo. Debemos entender que un principio simplemente expresa la raíz, o la naturaleza de Dios en una forma determinada, pero solamente el Señor Jesús como persona y ser sobrenatural es la realidad, y no alguna expresión humana de El. Debemos evitar los principios en una forma tal que se excluya la realidad de Cristo. Esto nos causaría el tener que utilizar continuamente las expresiones acerca de la naturaleza de Dios en lugar de enseñar a partir de la naturaleza de Dios.

Otro de los peligros es cuando el principio causa que todo se vuelva limitado, en lugar de expansivo, a través de cierta terminología. Por ejemplo: Ser fiel en el hogar es un principio que no limita ni estorba, sino que más bien lo hace que se desarrolle y produzca felicidad y bienestar. El peligro está cuando ser fiel se ve como un obstáculo para dar libertinaje a las pasiones sexuales y se siente que se le está limitando, cuando el propósito es ordenar y colocar todo en su lugar.

Otro de los peligros es cuando los principios se convierten en un ídolo o falso Dios, cuando ya idolatramos el principio y perdemos de vista que es a Dios el único que debemos de adorar, esto produciría muerte y atadura espiritual. El propósito de un principio es ayudarnos a aplicar, pensar y discernir en el fluir de Dios y su naturaleza, no a rechazar su voz y sabiduría a través de “muletas y sustitutos” de la realidad de Cristo Es como que idolatremos la Biblia y dejemos por un lado a Dios. No debemos permitir que el principio llegue a ser un fin en si mismo.

PRINCIPIOS PARALELOS:

Que van a la par sin juntarse ni separarse. No convergentes (que en algún lugar se van a juntar) o divergentes (que se separan para siempre).

Continúa.

Anuncios

Un pensamiento en “Principios Paralelos del Matrimonio II.

  1. Pingback: DeterminacionHoy.net » El 7…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s