CargaAgradamos a Dios cuando ayudamos a otros a llevar sus cargas. En la vida con toda seguridad nos enfrentaremos a diversas pruebas y adversidades. Es una bendición el tener personas que nos ayuden a pasar por esos períodos, ellos también recibirán su recompensa.

Imitamos a Cristo cuando llevamos unos las cargas de los otros y cumplimos la invitación que nos hace la Escritura:

Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo. Gálatas 6:2.