El genio de la lampara

Hace algunos días vi en un canal XX de televisión un programa con etiqueta "cristiana". Lo que oí en determinado momento me puso en qué pensar y a raíz de eso se me vino este artículo a la mente.

Los presentadores estaban levantando aportaciones económicas por medio de una teletón, según ellos a todos los que sembraran determinada cantidad en su ministerio iban a recibir en 21 días o menos la respuesta a sus peticiones. Al recibir una llamada de un televidente uno de ellos  (era una mujer) le preguntó al que estaba del otro lado de la línea:

-¿Qué es lo que quieres que Dios Haga por ti?

El respondió: – Quiero una esposa.

La presentadora le dijo: – Por medio de tu fe y tú semilla recibirás respuesta conforme a tu deseo en el tiempo que Dios nos ha dicho.

Ignoro cuál sería el fin de lo anteriormente citado, pero me sospecho que el fulano sigue esperando, la verdad es que mejor cambié de canal y me puse a reflexionar en que cómo es posible que muchos pretendan hacer de Dios su siervo, emulando a Aladino en la vieja historia de "Las mil y una noches".

Pablo señala en las cartas apostólicas que él es siervo de Jesucristo y no lo contrario, Dios es Dios y es soberano él tiene el control de los tiempos y sus siervos como José en Egipto o Job nunca lo objetaron,  antes bien ellos aceptaron la voluntad de Dios para sus vidas, por ello fueron bendecidos.

Son estos actos los que desacreditan el evangelio y a la iglesia de Jesucristo "que es columna y baluarte de la verdad" (1 Timoteo 3:14); como señaló acertadamente en un artículo Joel Calleiro  las personas están inclinadas a la cultura "fast", todo rápido. Comida en microondas, cajero automático, comida en lata, etc. Y tienen esta misma inclinación para lo espiritual.

Por eso es que muchos son presa de  todo tipo de personas, que para enriquecerse o mantener su "status quo" son capaces de cualquier cosa, aún de contradecir los principios bíblicos. Algunos por ganancia deshonesta y otros por ignorancia. Por supuesto que hay que diezmar y ofrendar pero éste es tema para otra entrega.

Amigos, "todo lo que se quiere debajo del sol tiene su tiempo" (Eclesiastés 3:1) y hay tiempo para todo. Nada es gratis y todo en la vida tiene su precio; la salvación es un don de Dios y todo a partir de ahí merece nuestro esfuerzo consciente (Romanos 12:1), Pablo le dice a Timoteo: “…esfuérzate en la gracia…” (2 Timoteo 2:1). Animo y échenle ganas.

Anuncios

4 pensamientos en “El genio de la lampara

  1. Mi querido hermano, ud. ha pensado ¿qué a veces podemos estar criticando a un Hijo de Dios? Esto se lo digo con mucho cariño, ya que lo aprendí cuando una vez alguien me lo dijo cuando yo hablé de otra persona, a veces nuestra mente, o nuestro estado con Dios no nos permite ver como ve Jesús nuestras vidas….este es un consejo de crecimiento en Dios…

    Que Dios te bendiga grandemente. Te invito a conocernos en nuestra página http://www.escritang.org en donde podrás ver un arte marcial al servicio de Dios.

    Gran abrazo desde Chile

  2. Estimado CCh,

    Gracias por su comentario, efectivamente podemos cometer errores en nuestros juicios de valor, sin embargo creo que eso no debe ser excusa para contender por

    “…la fe que una sola vez ha sido dada a los santos…” (Judas 3b).

    Creo que los cristianos debemos usar todos los recursos que están a nuestra disposición para predicar y enseñar la Palabra de Dios, pero debemos tener cuidado con los excesos; personalmente veo buenos programas en la televisión tanto en español como en inglés, escucho algunos por la radio y leo algunos blogs en la red. Me siento privilegiado por poder aprender un poco más cada día.

    Pero me sucede lo de Lutero, guardando las distancias, cuando escuchó sobre las indulgencias y vio la corrupción clerical existente en su tiempo; se que una golondrina sola no hace verano pero no puedo guardar silencio.

    Una vez más gracias por su comentario, esperamos siempre se de una pasadita por este sitio; a propósito vi su sitio, excelente trabajo. Éxitos y bendiciones.

  3. Ciertamente, estoy de acuerdo . . . esta cultura de “bendición fast food” es la forma más efectiva de llevar a un pueblo a la depresión y al desánimo . . . aunque los que abogan por esa teología, en respuesta, nos acusarán de que somos “hombres de poca fe” . . . o sea que no hay vuelta con estos hermanos.

    Lo único que les preguntaría es: ¿Acaso la fe queda totalmente desligada de la obediencia, sumisión y mansedumbre? Si es así, ¿qué significa verdaderamente la oración de nuestro Señor en Getsemaní, cuando oraba a la vez que sudaba sangre?

    A&R

  4. Es cierto eso que dices Alexander, Cristo mismo dijo:

    “El reino de los cielos se hace fuerza y los valientes lo arrebatan”.

    Y el apóstol Pablo se lo reitera a Timoteo diciéndole:

    “Pelea la buena batalla de la fe”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s