Día: 19 julio, 2006

El desanimo

desanimadoMuchas veces el desanimo toca a nuestras puertas, pero las promesas de Dios son en el si y en el amén. Recuerde que Dios toma el control de nuestras circunstancias cuando se lo permitimos. Así que mucho animo y recuerde que los pensamientos de Dios son de bendición para Su pueblo.