Leí el siguiente artículo en el blog de Melvin Rivera y a propósito del vino nuevo en odres viejos, se los traslado, es interesante.

No hay duda que muchas iglesias no han logrado mantenerse al día con los cambios de esta sociedad post-moderna. Sus cultos siguen siendo los mismos de hace 20 años, pero la gente no piensa y vive como en los años 80. Sus énfasis se mantienen en programas (el de jóvenes, el de damas, el de niños) cuando la sociedad tiene otras necesidades y otras estructuras para recibir la enseñanza. Las nuevas generaciones se caracterizan por la búsqueda y el cuestionamiento, pero a muchos líderes cristianos les aterra la libertad de pensamiento. En una época donde los niños gastan 20 horas a la semana frente al televisor, más las horas que dedican a la Internet y los videojuegos, muchas de nuestras escuelas dominicales se vuelven totalmente irrelevantes. Ellos son de la época DC (Después de la Computadora) y algunos de los maestros y pastores somos de la época DT (Después de la Televisión). La gran población de jóvenes adultos (la nueva generación) es parte de una época que se le ha llamado «postmoderna». Este grupo se caracteriza en que:

• Son escépticos
• No creen en verdades absolutas
• Son espirituales, pero no les atrae la iglesia tradicional
• Andan a la deriva buscando canalizar su fe
• Tienen pluralidad de opiniones sobre la vida
• Creen que la comunidad es esencial
• Valorizan la experiencia
• Ven el progreso como algo muy frágil
• Piensan que la percepción humana es compleja.

La iglesia emergente
Cuando han ocurrido cambios tan dramáticos siempre aparecen iglesias con un perfil diferente. Así surgió en el pasado el movimiento fundamentalista. En la década del 80 y 90 surgieron las «megaiglesias». Ahora en este siglo XXI aparece el movimiento de las iglesias emergentes. Muchos la critican y otros la quieren imitar. Este movimiento busca alcanzar a la sociedad post-moderna haciendo énfasis en la cultura, usando la tecnología y rompiendo tradiciones. Ellos saben que los jóvenes están cansados del espectáculo y los mensajes vacíos de algunos predicadores de televisión y de megaiglesias. Reconocen que están buscando una experiencia diferente y quieren llenar este vacío. Muy pocos tienen la definición exacta de este movimiento porque es una iglesia que está evolucionando. Sus características y énfasis son:

• La evangelización
• Los valores de justicia social
• La compasión
• La comunidad
• La relación genuina con Dios.
• Enfatizan el arte y la cultura
• Innovación en la liturgia
• Visten informalmente
• Atrae a jóvenes adultos
• Usan extensamente la Internet y los Web blogs
• No son jerárquicas y están abiertas a puntos de vista múltiples.

Noemí Martínez Bary, una amiga mía puertorriqueña, artista del pincel que asiste a la Iglesia «Mosaic» en Los Ángeles, tiene el ministerio junto a otros artistas de su iglesia de pintar durante los servicios en parte para aportar elementos místicos y no racionales al culto. Su fundador Brian McLaren es considerado el creador de la iglesia emergente. Fue el fundador de la Iglesia de la comunidad de Cedar Ridge Community Church, en Spencerville, Maryland. Recientemente la revista Time lo calificó como uno de los 25 evangélicos más influyentes de EE. UU. Brian compara su obra con las misiones extranjeras, que usan el idioma y la cultura locales, sólo que están dirigidas a la vasta población de jóvenes estadounidenses que no pertenecen a ninguna iglesia. Según Brian McLaren la iglesia emergente crece porque los cristianos desean una vida más auténtica. McLaren es líder de un grupo llamado Emergent Village y es autor del libro «A New Kind of Christian». McLaren afirmó recientemente que la iglesia de hoy “siente que con frecuencia estamos lejos del mensaje esencial de Jesús, un mensaje de compasión hacia uno mismo y hacia el prójimo”. McLaren renunció al pastorado para dedicarse a escribir libros y dar conferencias en todo el mundo. Hace poco estuvo en Santo Domingo y mi amigo Rafael Pérez lo reportó en su blog Jesus.com.do.

La iglesia del fundador del movimiento.
Recientemente visité en el estado de Maryland la iglesia que fundó McLaren la Cedar Ridge Community Church. La iglesia no es típica, su programa, adoración o presentación del evangelio y liturgia tienen características diferentes. Han revivido las liturgias o prácticas medievales como por ejemplo los laberintos de oración y la lectura sagrada, un proceso de intensa meditación y oración sobre un breve pasaje bíblico. La Iglesia Cedar Ridge Community Church está pastoreada desde el pasado mes de enero por el pastor británico Matthew Dyer (acento que a veces me dificulta la comprensión del inglés).

Su personalidad es típica de los pastores de las iglesias emergentes: Viste totalmente informal (nunca usa saco y corbata). El día en que les visité fue un fin de semana que se inició la copa mundial fue vestido como si fuera para el estadio. Camiseta del mundial, pantalones kakis deportivos y zapatos de goma. La gente también vestía de manera informal. La mayoría con blue jeans y algunos con pantalones cortos y chancletas. A mi mamá le hubiera dado un ataque al corazón ver a jóvenes vistiendo así en la iglesia.

La meta de esta iglesia igual que otras de este tipo es alcanzar con el mensaje del evangelio a los que no van a la iglesia. Ellos han descubierto las cosas que no les gustan a las visitas. En la entrada tienen dos pantallas y teclados de computadoras en diferentes paredes mostrando el sitio web de la iglesia. También en un mostrador de recepción casi una docena de páginas impresas promocionales que explican lo que cree la iglesia, pero el más interesante fue la hoja para los que visitan por primera vez. Era una especie de FAQ (preguntas y respuestas) que hacen los que visitan por primera vez. Pregunta: ¿Qué puede esperar en una celebración el domingo?

• Nuestros servicios son relajados y la atmósfera es confortable.
• Comenzamos con un preludio musical antes del servicio para crear un ambiente que lo tranquilice, le ayude a dejar atrás las preocupaciones de la semana y abrir su corazón a Dios. Una o dos canciones de ritmo rápido inician el servicio seguido de una bienvenida y oración luego un drama o elemento creativo y el mensaje que dura entre 25 a 30 minutos.
• Luego celebramos cada semana la comunión.
Aunque el servicio no siguió ese orden (era el segundo servicio del día) para mi sorpresa con una escuela dominical (entre medio) duró en total de una hora y media. Los músicos estaban en la tarima de la iglesia y el pastor en una plataforma abajo más cerca de la gente con sus notas en un atril. Hizo chistes, usó notas y gráficos y textos bíblicos en Power Point y habló sobre un tema práctico apoyado con enseñanzas de la Biblia (no le vi con una Biblia
y la mayoría de la gente no tenía Biblias en sus manos). Mi hija Aracely que me acompañó le pareció que no era un sermón sino una conferencia con base bíblica de un asunto pertinente que podía usar en la semana en su trabajo. A ella le gustó el énfasis en la experiencia espiritual, pero me dijo que extrañaba el estilo de un pastor que teníamos que gritaba mucho, pero tenía contenido. Me sorprendió que a mi hija de 29 años le guste ese tipo de predicador.

La santa cena.
En esta iglesia (como en mi iglesia) todos los domingos celebran la santa cena. Lo hicieron de una manera no tradicional.
• Una mujer (¡Bravo!) ofició la ceremonia muy breve parafraseando el texto bíblico y luego todos fuimos hacia varias mesas colocadas estratégicamente en todo el templo para tomar el pan y el vino.
• Mientras lo hacíamos los músicos interpretaron alabanzas de adoración muy hermosas que nos llevaron a la presencia de Dios. • Al tomar la cena, la gente podía orar de rodillas alrededor de la pequeña plataforma donde predicó el pastor o iban a varias partes del templo donde había un cartel con la palabra «Oración» y escribían su petición de oración en un papel para que durante la semana los grupos de la iglesia oraran por sus peticiones.
• Otros se iban a la pequeña tarima, donde predicó el pastor, y se arrodillaban para orar.

La ofrenda La ofrenda tampoco fue como comúnmente la hacen las iglesias.
• No se levantaron los diáconos a recogerla sino que en varios sitios de la iglesia al lado del letrero «Oración» había uno que decía «Ofrenda» (con un texto bíblico).
• La gente fue invitada a dejar sus diezmos y ofrendas en esas canastas. Conozco a muchos que se sentirían muy cómodos en una iglesia donde nadie se de cuenta si dieron o no su contribución. Antes del culto y después del mismo había bagels, donas, queso crema y café en la entrada de la iglesia con mesitas tipo Café “Starbucks”. La gente entraba y se sentaba a conversar con este desayuno ligero y dejaban una ofrenda en la una canasta para ayudar con los costos del mini-desayuno.

En otra página promocional describen a esta iglesia de la siguiente manera;
• Es una iglesia cristiana
• No denominacional
• Misionera
• Orientada a los que no asisten a una iglesia (los que no tienen trasfondo religioso y los que alguna vez estuvieron en alguna iglesia).
• Es una iglesia que quiere que todos se sientan bienvenidos y vengan no solo a la celebración del domingo. Al final del culto el pastor en vez de salir a saludar a todos los miembros de la iglesia invitó a las visitas a venir a una esquina del altar donde en siete minutos él les explicaría qué es la Iglesia Cedar Community Church.

Conclusión.
Vivimos en una cultura postcristiana que ya no lleva a las personas a la iglesia. El valor de la iglesia … ha decrecido. Se han incrementado las opciones de la sociedad, y entre ellas no se encuentra la iglesia. La iglesia se ha apegado a hábitos que ya no funcionan. La iglesia emergente no es perfecta y puede ser que algunos se vayan a extremos, pero sería interesante tener ejemplos de este modelo en la iglesia hispana. Cada generación debe descubrir los puntos de entrada del evangelio para esa generación…la iglesia emergente lo está intentado.

RECURSOS Tres libros sobre el postmodernismo (lamentablemente solo existen en inglés): • Grenz, Stanley. Un Primer on Postmodernism. Grand Rapids: Eerdmans, 1996. • McLaren, Brian. The Church on the Other Side. Grand Rapids: Zondervan, 2000. • Hunter, George. The Celtic Way of Evangelism. Nashville: Abingdon, 2000. En la web: • «Los valores emergentes», artículo de Brian McLaren publicado en español por Desarrollo Cristiano • ¿Emergerá completamente la iglesia emergente?, artículo de Frank Viola • ¿Realmente que significa ser postmoderno? por Stanley J. Grenz profesor de teología en Carey Theological College, Vancouver.

Melvin Rivera Velázquez.