La Iglesia

Bosquejo del sermón del domingo 19 de Abril de 2015.

Introducción.

Muchas o la mayoría de las personas cristianas tienen la idea de que el edificio donde se reúnen es la iglesia, estos edificios de reunión pueden tener diferentes nombres: templo, santuario, auditorio, casa de oración, la casa de Dios, etc. pero ninguno de los edificios a pesar del nombre es la iglesia de la que habló Jesucristo.

Desarrollo

1. ¿Qué es la iglesia? La iglesia (en griego ekklesia que significa “asamblea”) es una compañía de personas llamadas del mundo, apartadas del mundo, que profesan y prometen lealtad y servicio al Señor Jesucristo. Sigue leyendo

Los diez mandamientos. Segunda parte.

Segunda Parte

Introducción.

Uno de los grandes acontecimientos de la historia de Israel, y quizá de toda la humanidad, es el momento en que Dios promulgó su ley en el monte Sinaí. Ésta no fue dada para que los israelitas pudieran llegar a ser justos si la cumplían, el propósito era que tomaran conciencia de su naturaleza pecaminosa.

Desarrollo.

1. La justificación no se logra por medio de obras. “Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.” (Romanos 3:20); “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá” (Gálatas 3:11). Porque la justificación ante Dios siempre ha sido a través de la fe (confianza) en el Señor, “Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia” (Génesis 15:6); “Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia; por lo cual también su fe le fue contada por justicia.” (Romanos 4:3; 22); “sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado” (Gálatas 2:16). Sigue leyendo

Herramientas para el estudio bíblico

estudiando1Algunas herramientas básicas recomendadas para su estudio bíblico personal. Damos por descontado que ocupa parte de su tiempo en la oración y comunión con Dios, pues sin esto su estudio será estéril.

  1. Biblia Reina Valera, Revisión 1960.
  2. Biblia Reina Valera, Revisión Contemporánea.
  3. Biblia, Traducción en Lenguaje Actual (TLA).
  4. Concordancia, por James Strong.
  5. Diccionario de la lengua española. Se recomienda El Pequeño Larousse Ilustrado. Si no sabe o no comprende el significado de las palabras no podrá avanzar mucho en su estudio.
  6. Si su lenguaje primario es el inglés, un Diccionario Inglés – Español, Español – Inglés.
  7. Nuevo Diccionario Bíblico Certeza.
  8. Un Comentario Bíblico de alguno de los siguientes autores Matthew Henry, Merrill F. Unger o Henry H. Halley.
  9. Comentario Bíblico Histórico Ilustrado, por Alfred Edersheim.

Nota:

Para iniciar su estudio bíblico empiece por los evangelios, recomendamos empezar por el de San Juan, luego consulte con su pastor para que el determinando su tiempo de ser cristiano, su madurez (en todos los sentidos) y responsabilidad pueda indicarle el camino apropiado.

El estudio bíblico personal en casa, requiere disciplina, oración, meditación, paciencia y largas horas de estudio, este estudio se hace toda la vida de nuestro peregrinaje. Otra opción es asistir a una institución acreditada.

Instituciones recomendadas (Texas):

  1. Seminario Teológico Fuller.
  2. Cristo para las naciones.
  3. Seminario Teológico de Dallas.

Los diez mandamientos

Primera Parte

Introducción.

Los diez mandamientos son principios permanentes y no admiten excepciones (ver Mateo 5:21-27). Muchos países han elaborado su código legal a base de estas normas y constantemente estos mandamientos están en prueba de fuego en los tribunales del mundo. Estos mandamientos siguen representando el fundamento de la ley natural de la ética humana. Sigue leyendo